sábado, 8 de octubre de 2016

Reseña: 'Delbaeth Rising: Camino de Odio' de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya

SINOPSIS: Una vieja fe resurge y no admite competencia. Verdaderas fortunas y un poder como nunca antes ha conocido el Reino se están amasando bajo la bandera de Aron, dios de los khalusitas. Su líder, Gumbald el Rubio, ha conseguido ascender de simple mercenario a hombre de confianza del rey.
Pero otro ascenso se está llevando a cabo desde los pozos de lucha. Elfo, loco, gladiador, héroe: Delbaeth el Cortador, última esperanza del consejero real para salvar el trono. Acompañado del mediano Ratón, Delbaeth desatará una tormenta de acero y sangre sobre las hordas de sacerdotes racistas que están persiguiendo a las criaturas no humanas.
Conoce a un héroe diferente y sumérgete en una Fantasía cruda y adulta. Aquí encontrarás hechizos, paisajes increíbles, conspiraciones, pero sobre todo combates. Muchos, muchos combates. Contempla, lector ávido de aventuras, el ascenso del Cortador.

RESEÑA: La historia comienza en las arenas de Velarburgo
donde nuestro protagonista, un elfo llamado Delbaeth, lleva como esclavo gladiador más de 100 años. Tras ser liberado por el mago Laurentius, Delbaeth tendrá la misión, junto al mediano Ratón, de impedir que el grupo de mercenarios llamado Las Hojas Huérfanas se hagan con una poderosa arma que pondría en peligro al reino.
Pero los pueblos no son lugares seguros para las criaturas no humanas (o seres feéricos), pues en ellos residen los sacerdotes del dios Aron, un grupo religioso que promueve el racismo contra todo ser no humano y siendo sus acciones contra ellos extremas. Esto dará pie a numerosos combates a lo largo y ancho del camino de nuestros protagonistas, siendo estos uno de los principales platos del menú que es esta obra.

Delbaeth Rising surgió como una idea nacida de una partida de rol de varios años entre sus autores, Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya, y que se convirtió en un proyecto de micromecenazgo en Verkami.
A primera vista llama la atención la impresionante portada realizada por Darya Kuztenosava, pero es entre sus páginas donde nos veremos atrapados irremediablemente por constantes y brutales combates, así como por el dúo protagonista que nos mantendrá lejos de la indiferencia y el aburrimiento.   

La novela pertenece al subgénero grimdark. Grim significa siniestro, macabro; dark, oscuro.  En el grimdark los autores llevan las cosas al extremo, a las situaciones más retorcidas y realistas, pero aplicadas generalmente a géneros como la fantasía o la ciencia-ficción. En estas obras es común encontrarse con elementos tales como un entorno en continuas guerras y conflictos, una sociedad racista y con poca tolerancia, y situaciones que acaban con desmembramientos y gore; entre otros.   
Pues bien, Delbaeth Rising no se queda corto, encontrando en él numerosos ingredientes del subgénero.   
Pero empecemos a desglosar un poco.

Los personajes son entretenidos. Por un lado tenemos a Delbaeth y Ratón, quienes forman un dúo totalmente opuesto —el primero es un charlatán que disfruta con la violencia desenfrenada, mientras que el segundo es callado y calculador (sobre todo con la bebida)—, pero en el que iremos viendo cómo surge un sentimiento de camaradería. El vocabulario y las expresiones de Delbaeth llaman mucho la atención pues no estamos acostumbrados a leer de boca de un elfo expresiones como "no me ralles", "no me des la chapa" o "os voy a dar matarile", pero que hacen de él un personaje singular y original.
Por otro lado están los personajes secundarios, que tampoco pasan desapercibidos, como el mago Laurentius de Volge, un mago “fallido”, o los miembros de Las Hojas Huérfanas. De estos últimos hay que destacar a Decoyen, un cambiante que hace de espía del grupo y que nos hará sonreír en las situaciones en las que se verá envuelto en su persecución a nuestro dúo; y a su líder, que se hace llamar Gumbald el Rubio, un personaje frío y misterioso.
Pero aun así a lo largo de la obra los personajes dan la sensación de superficialidad, prácticamente no parece que se desarrollen, salvo algunos cambios leves que se pueden notar hacia el final y que los salvan de ser totalmente planos.

En cuanto a la trama destacan las situaciones a las que tienen que hacer frente Delbaeth y Ratón y que siempre derivan en peleas viscerales y crudas, convirtiéndose en las constantes de la obra y que sus autores consiguen plasmar de manera plausible.
Su objetivo, el de llegar a cierta ciudad para hacer cierto cometido, no deja de estar dentro de los típicos argumentos del género fantástico, pero no por ello es malo.

Respecto a otros detalles como son la magia y el trasfondo del mundo en el que todo transcurre… El primero no recibe ningún tipo de explicación ni de funcionamiento, no sabemos cómo funciona la magia solo que el hechicero pronuncia unas palabras y esta surge, pudiendo lanzar incluso rayos capaces de carbonizar sin coste aparente. Esto lleva a preguntarse si en ciertos enfrentamientos nuestro protagonista sale victorioso por suerte o por incompetencia del adversario.
Referente al trasfondo nos dan muy poco detalles, solo los lugares que visita nuestro dúo y referencias a varias guerras acontecidas. Quizá esto no sea de gran importancia pero no deja de ser un mundo inventado, por lo que la carencia de estos detalles le resta profundidad y da la sensación de que está limitado a un par de ciudades y caminos.

Estamos ante un buen libro, capaz de leerse en un par de sentadas, y que dejará con ganas de más elfo. Delbaeth Rising sabe destacar y mostrar su originalidad, incluso dentro del grimdark, con unos personajes que se salen de los estereotipos marcados por la fantasía clásica, haciéndonos sonreír con sus diálogos, e impresionarnos con sus cruentos combates. La novela se ve a su término como una introducción de las siguientes aventuras que le seguirán a ésta, por lo que los puntos negativos pueden pasarse un poco por alto —aunque siguen ahí—.
Como muy bien nos repite Delbaeth: "os ofreceré un espectáculo... que nunca olvidareis". Y cumple.


FICHA
Título: Delbaeth Rising. Camino de Odio
Autores: Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya
Editorial: RONIN Literario
Páginas: 361
Precio: 19,90 €
Reseña realizada por: Antonio Joaquín 

Reseña: Delbaeth Rising: Camino de Odio de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya



Durante los últimos años cada vez es más difícil encontrar novelas llenas de las razas mágicas que tan comunes fueron en el siglo pasado, tales como elfos, enanos o dragones.

Junto con algunos elementos más que son característicos de la fantasía clásica, como podrían ser el misticismo o los dioses , las razas mágicas son retomadas en Delbaeth Rising: Camino de odio, dándonos una obra que mezcla lo viejo y lo nuevo.

Ficha

Titulo: Delbaeth Rising: Camino de odio

Autores: Víctor Blanco y Gonzalo  Zalaya

Editorial: Ronin Literario

Fecha de Lanzamiento: 2016

Idioma: Castellano

Nº de páginas: 361 págs.

Precio: 19,90

La historia nos presenta a Delbaeth, cien años campeón invicto de los cosos de Velarburgo, sin embargo durante el último combate, Delbaeth junto a su compañero Caernavon son derrotados quedando Delbaeth moribundo, siendo tan solo salvado por la intervención del mago Laurentius, quien paga la libertad del elfo gladiador y lo lleva a su hogar.

Tras recuperarse en su hogar Laurentius le habla a Delbaeth de las Hojas Huérfanas, un grupo de mercenarios que, tras ganarse la confianza del rey, intentan hacerse con una novedosa arma creada por gnomos a sus espaldas.

A petición de Laurentius, quien se gana la confianza del elfo, Delbaeth se pone en camino para evitar que ese arma caiga en malas manos junto con Ratón, un mediano gruñón y malhumorado, más cercano a los libros que a las personas.

Tras diversas aventuras entre las que se encuentran verse enfrentados a una turba de fanáticos religiosos anoristas, una religión que trata a todas las razas no humanas como demonios, un bosque de las maravillas, y los espías que las Hojas Huérfanas envían para detenerlos. Delbaeth y Ratón llegan a su destino con la intención de hacerse con los planos y evitar una catástrofe.

Los personajes que podemos encontrar en esta novela son algo atípicos, empezando por su protagonista, Delbaeth, alejándose mucho de los estereotipos de esta raza que podemos observas en múltiples libros de fantasía, el elfo protagonista de esta novela no tiene nada de místico ni sabio, el cortador de Velarburgo es un personaje de gran habilidad con la espada tras cien años de lucha en los cosos, pero sin refinamiento alguno, desconfiado, brusco, impaciente e impetuoso, sin educación ninguna..., la diferencia entre Delbaeth y la imagen que tenemos los lectores de los elfos es tan distinta que choca mucho al principio y, al mismo tiempo es uno de los alicientes para leer este libro.

De igual manera otros personajes como Ratón o Laurentius o incluso el rey se alejan de lo acostumbrado en otras obras, pues tenemos un mago extremadamente débil, pero amable y capaz de sacar lo mejor de otros personajes, un mediano erudito y gruñón en lugar de simpatico e inocente, y asi con muchos otros personajes.

Al otro lado del espectro tenemos las Hojas Huérfanas que siendo los antagonistas de esta novela son mucho más complejos de lo esperado en estos casos, y aunque sus intenciones siguen siendo un misterio podemos ver atisbos de su pasado, sus relaciones y sus personalidades, todas lo bastantes profundas y complejas para instar al lector a querer saber más.

En cuanto al mundo y la ambientación no es posible decir mucho, ya que se nos muestra mayormente a través de los ojos de Delbaeth quien ignora prácticamente todo lo que no sea cortar en pedazos a sus oponentes, debido a esto solo vemos pequeños fragmentos de cosas como la historia, la geografía o incluso la magia del mundo solo se nos muestran muy superficialmente.

Aunque lo que sí podemos ver es que nos encontramos en un mundo de fantasía mas o menos típico, donde la raza humana es la dominante, existiendo también otras razas feéricas, tales como los elfos, medianos y enanos.

La estructura de la novela, al menos una vez empezado el viaje de Delbaeth y Ratón es sencilla, contando primero las pericias de los protagonistas en algún lugar, para luego darnos el punto de  vista de Decoyen, el espía de las Hojas Huéfanas, creando así un contraste entre lo que de verdad sucede y como se altera las historias mientras son investigadas.

En conclusión Delbaeth Rising: Camino de odio es una novela realmente divertida y entretenida y que ofrece un historia interesante que se aleja de los tópicos de la fantasía clásica, pero al mismo tiempo ofrece un mundo familiar.
Reseña realizada por: Eusebio

domingo, 17 de julio de 2016

Desmontando a: profecías


A pesar de que actualmente no son tan frecuentes, en las ultimas décadas del siglo XX las novelas de fantasía estaban repletas de profecías y augurios. 


Estos conceptos están fuertemente relacionados con el del héroe elegido, generalmente para salvar el mundo, pero en esta entrada nos centraremos más en las profecías, especialmente en los distintos tipos de profecías que podemos observar en las novelas de fantasía.

Al oír sobre profecías en las novelas de fantasía, lo primera que pensamos es en antiguos escritos que hablan sobre futuros acontecimientos de forma enigmática y llena de metáforas, pero, aunque ese es el tipo más común, también tenemos otras formas distintas de profecías en la literatura:

El primer tipo consiste en pequeños atisbos, con poca importancia para la trama, y cuyo origen no queda explicado o al menos no muy detalladamente, cuya aparición es casi anecdótica.

En la obra de Tolkien podemos encontrar un par de atisbos proféticos, aunque no llegan a ser una profecía propiamente dicha, estos son primero el nombre de Elessar, que le fue profetizado en su juventud y dado en su madurez a Aragorn por el pueblo de Gondor.

Además tenemos el vaticinio de la muerte del rey brujo de Angmar, el cual fue dicho que no moriría por mano de ningún hombre, cumpliéndose en la batalla de los campos de Pelennor, cuando Eowyn con la ayuda de Merry consigue derrotar y asesinar al líder de los Nazgûl.

El segundo tipo consiste en profetas capaces de ver el futuro, uno determinado o todos los que son posibles, siendo estos profetas quienes transcriben aquello que su don le permite ver para crear las
profecías; como por ejemplo en la trilogía del vatídico de Robin Hobb y sus secuelas.

En esta ocasión no tenemos una profecía propiamente dicha, sino un profeta, el profeta blanco, el cual pude ver las distintas versiones del futuro, y el catalizador, el encargado de modificar los acontecimientos para crear el mejor futuro posible.

En estas novelas el origen de las profecías no está realmente claro, sin embargo sabemos que cada generación aparece un profeta blanco y un catalizador, cuya misión es cambiar el mundo, siendo las consecuencias muy importantes dentro de la trama del libro, ya que el profeta funciona de guía siendo el catalizador su herramienta. 

De igual forma en las novelas de la espada de la verdad de Terry Goodkind tenemos una forma de profecías parecidas, con un profeta nacido una vez cada mil años, capaz de ver los posibles futuros.
Otro ejemplo de este tipo de implementación de la profecía sucede en la trilogía del ángel de la noche, donde Dorian, el profeta es capaz de ver el futuro, aunque en el primer libro también tenemos profecías plenamente dichas.

Por último tenemos las profecías plenamente dichas, generalmente con alguna forma de rima, este tipo de profecías generalmente suele mencionar los hechos futuros de forma confusa, hablando en metáforas y de forma enigmática, sin decir las cosas claramente.

Ejemplos de este tipo de profecías son muy frecuentes, como podrían ser canción de hielo y fuego, donde a lo largo de la serie se dan lugar diversas profecías como el semental que monta el mundo, el príncipe que fue prometido, o Azor Ahai renacido. Además están las visones que tiene Daenerys en Qarth.

Otro ejemplo de esta profecías las encontramos en el libro de "el ladrón de las sombras" cuya reseña podéis encontrar aquí. En este libro el nieto del chamán orco relata al protagonista las profecía del bailarín de las sombras.

Aunque no se nos llega a relatar enteramente al lector en la serie nacidos de la bruma de Brandon Sanderson tenemos la profecía del héroe de las eras.

Finalmente  aunque no es propiamente un tipo de profecía tenemos el ejemplo de la saga de archivos de la tormenta, donde la historia es cíclica, con desolaciones sucesivas cada varios miles de años, y por lo tanto información de los anteriores cataclismos permiten a las próximas generaciones saber que tienen que hacer para sobrevivir.

 De igual manera en esa misma saga tenemos los diagramas, que sin llegar a ser profecías si son escritos y consejos capaces de predecir el futuro, pero en lugar de una forma mágica o mística, lo hacen de forma lógica a través de deducciones y conocimiento.

 Artículo realizado por: Eusebio

domingo, 10 de julio de 2016

Reseña: El Camino de los Reyes de Brandon Sanderson


En Roshar, un mundo rocoso y asolado por contantes tormentas, un mundo de repetidas destrucciones de la civilización y repetidas reconstrucciones. La última de estas desolaciones fue hace 4500 años, cuando los heraldos renunciaron a su juramento de proteger a la humanidad. 


Ahora Odio se empieza a mover de nuevo, tras el asesinato del rey Gavilar a manos de los parshendi la guerra se extiende por las  llanuras quebradas. Durante cinco años han muerto miles de soldados, tanto parshendi como Alezi, pero una nueva desolación se acerca, y con ella el retorno de los portadores del Vacio y los caballeros radiantes.

Ficha 

Titulo: El Camino de los Reyes 

Autor: Brandon Sanderson

Editorial: S.A. EDICIONES B

Fecha de Lanzamiento: 2012

Idioma: Castellano

Nº de páginas: 1216 págs.

La trama se divide en tres vertientes, la primera nos cuenta la historia de Kaladin, un soldado Alezi convertido en esclavo, antaño fuerte y orgulloso, ahora es reducido a un despojo, una sombra de Kaladin Benditormenta, el soldado que un día fue.

Tras pasar por varios amos y tratar de escapar de todos, ganándose una marca de peligroso grabada a fuego en la frente, el joven Kaladin conoce a Syl en una caravana de esclavos camino a las llanuras quebrados, siendo Syl un vientospren, una personificación del viento, más inteligente de lo normal, el cual le sigue a todas partes.

Una vez en las llanuras Kaladin es elegido como hombre de puente, encargados de colocar los puentes bajo una lluvia de flechas enemigas para que cruce el ejercito.

Allí Kal empieza a recuperar la esperanza y la voluntad de vivir y junto a los demás miembros del puente cuatro buscan una forma de huir de la vida de hombres del puente.

La segunda rama nos cuenta la historia de Shallan, una noble menor cuya casa cae en la bancarrota debido a las deudas de su padre, por lo que para salvar su casa Shallan busca a la princesa Jasnah, hermana del rey alezi para que la acoja como pupila y así poder robarle la animista, un objeto capaz de transmutar una sustancia en otra con la que podría salvar su casa de la ruina.

Juntas Jasnah y Shallan investigan los misterios de las desolaciones, los portadores del vacío y los caballeros radiantes, al mismo tiempo que Jasnah instruye a Shallan en historia, matemáticas, geometría y demás artes y ciencias.

La ultima parte cuenta la historia de Dalinar, un alto príncipe alezi y tío del rey, que empieza a recibir extrañas visiones relacionadas con las desolaciones y los caballeros radiantes, al mismo tiempo que trata de poner fin a la guerra con los parshendi, oponiéndose a Sadeas, otro alto príncipe y principal consejero del rey que trata de alargar la guerra lo máximo posible para sacar el mayor beneficio de esta.

Además de estos personajes tenemos algunos capítulos en los que se explora los puntos de vista de otros personajes, permitiendo al lector tener una mirada más amplia del mundo creado por Sanderson.

Además se exploran recurrentemente temas como el honor, el comportamiento correcto de un rey, el camino de los reyes, la moralidad, como los fines pueden justificar los medios para unos mientras es solo una excusa para otros, además de la ciclicidad de la historia, pasando por temas como la religión y la muerte de Dios.

En cuanto a personajes se refiere tenemos un elenco muy variado y distinguidos unos de otros, cada uno haciendo lo que el considera que es lo mejor y lo correcto, aunque sus puntos de vista difieren en gran medida, como la yuxtaposición de Dalinar y Sadeas, ya que ambos intentan hacer lo mejor para el reino, pero mientras Dalinar intenta conseguir la paz con los parshendi Sadeas busca además su propio beneficio.

De igual manera tenemos la visión del honor y lo correcto de Kaladin contra los ideales del fin justifica los medios de Jasnah y Shallan.

En cuanto a secundarios también tenemos una gran variedad de entretenidos y entrañables personajes, como puede ser Roca o Lopen del puente cuatro, con su sentido del humor capaz de animar las partes más oscuras y deprimentes de la novela, o Sylphrena la eterna compañera de Kaladin que con su personalidad fresca y vivaracha y su vinculo con Kal la hacen entrañable para cualquier lector.

El ritmo es excelente con unas escenas de acción que harán las delicias de cualquier lector, describiendo lo justo y dejando lugar a la imaginación del lector, con diálogos entretenidos y grandes misterios alrededor de la trama que harán que sea casi imposible separarse del libro hasta haberlo terminado.

Sin embargo también es cierto que el inicio es excesivamente lento y algunos capítulos pueden hacerse largos y enfriar los ánimos del lector.

Pero lo mejor del libro es sin duda alguna el mundo, Sanderson ha creado un mundo original y creíble, totalmente vivo donde dan ganas de sumergirse y no volver a salir, hay una gran cantidad de detalles que diferencian las distintas culturas, la distintiva sociedad de los comecuernos, el pudor de esconder una mano para las alezi, o el hecho de que organicen su sociedad según el color de los ojos, siendo los ojos claros los mandatarios y los ojos oscuros la clase baja.

Si alguna pega hay que ponerle, aparte de los ya mencionados, sería el hecho de que apenas se nos muestra pequeños retazos del sistema mágico hasta casi el final del libro.

En conclusión El camino de los reyes es un libro magnifico, con personajes inolvidables y entrañables, un mundo asombroso que deja al lector sin aliento y una trama que a pesar de lo poco que se avanza en este primer libro parece realmente interesante, un autentico disfrute para cualquier lector.

Reseña realizada por: Eusebio

domingo, 3 de julio de 2016

Reseña: Mort de Terry Pratchett


Hoy nos vamos a adentrar el mundodisco del difunto Terry Pratchett, y no con cualquier personaje, sino con uno de los más queridos por los fans del mundodisco, la mismísima muerte. 


El primer libro protagonizado por el Segador, junto a su nuevo aprendiz, su hija adoptiva y su mayordomo, nos mostrara una aventura en la que se pondrá en peligro no solo el disco sino la misma realidad.


 Ficha
Titulo: Mort
Autor: Terry Pratchett
Editorial: Debolsillo
Fecha de Lanzamiento: 2006
Idioma: Castellano
Nº de páginas: 288 págs.

La trama de la historia nos cuenta la historia de Mort, un joven bueno para nada, despistado y soñador, incapaz de cuidar de los campos de vino de su familia, por lo que su padre lo lleva a la feria para buscarle un maestro que quiera convertirlo en su aprendiz, cuál será la sorpresa de Mort cuando ese maestro resulta ser la mismísima muerte.

La muerte toma al chico bajo su tutelaje, lo lleva a su casa junto a su hija adoptiva y su mayordomo, y le enseña su profesión, o al menos la parte practica.

Al salir con la muerte a cosechar almas Mort se encuentra y conoce a distintos personajes, como una bruja, un sacerdote que insiste en reencarnarse, e incluso un rey, a través de los cuales vemos distintas versiones e interpretaciones de la muerte.

Tras enseñarle lo básico del oficio, la muerte deja al joven al cargo mientras, por primera vez en siglos se toma una vacaciones, mientras su aprendiz recolecta almas, pero cuando le toca presenciar el asesinato de una joven princesa, Mort olvida su deber y le salva la vida, poniendo en peligro todo el tejido de la realidad de mundodisco, pues ahora vive quien debería estar muerto.

Junto con Ysabell y Albert, quien resulta ser Alberto Malich, tratan de arreglar la realidad y, al mismo tiempo, salvarle la vida a la joven.

Paralelamente a la historia de Mort y a las vacaciones de la muerte tenemos la de la princesa Keli, quien a pesar de estar viva gracias al chico, el universo intenta eliminarla, por ser una anomalía, afectando no solo a la realidad, sino a todas las personas de palacio quien a pesar de verla y hablar con ella siguen con la sensación de que la princesa murió.

Desesperada ella pide ayuda a un joven mago local, con la esperanza de que con su ayuda pudiera gobernar sobre su pueblo sin que ellos crean que ha muerto.

El libro rebosa del humor que caracteriza las novelas de mundo disco, además de presentar temas importantes como la humanización de la muerte y la progresiva conversión de Mort en la muerte, con las respectivos debates filosófico que tiene la muerte en bares del mundodisco, o de como nada sobrevive a la muerte, ya que al final del tiempo esta matará a la gran tortuga que mueve el mundo, de como la muerte es incapaz de crear, solo puede imitar lo que ya existe, por lo que en su dimensión no existe el tiempo, y no se envejece.

Los personajes son divertidos, a la par que interesantes, como los ya nombrados Mort y la muerte, y como al intercambiar los roles se van convirtiendo progresivamente uno en el otro, ya que la muerte es simplemente quien realiza el trabajo de cosechar almas, no una persona en sí.

Además también vemos el lado más humano y compasivo de la muerte al adoptar a Ysabell y permitir a Albert vivir eternamente en su dimensión.

Aunque no tan importantes también tenemos a Ysabell y Albert, que sirven de apoyo a Mort cuando este tiene que asumir la responsabilidad de ser el Segador, además de ayudarlo cuando pone en peligro el tejido de la realidad.

Además aunque menos entretenidos y disfrutables que los anteriores, tenemos a la mimada princesa Keli y su joven mago, quienes aunque no son muy interesantes, aporta otro punto de vista a los importantes sucesos que están ocurriendo.

Como se ha mencionado antes, el libro posee el estilo más clásico de Terry Pratchett, mezclando humor y fantasía de un forma que pocos autores han podido igualar, aunque sí es cierto que las partes
de Keli pueden llegar a ser pesadas e interrumpir el ritmo de la narración.

En cuanto al ritmo, a pesar de la relativa falta de acción el libro mantiene un buen ritmo, mostrando de forma más tranquila a lo acostumbrado la historia, pero de forma que no llega a ser lenta o aburrida.

Pero lo mejor del libro es sin duda el mundo, a través de los ojos de la Mort y de la muerte, podemos ver el mundodisco, no solo el mundo  en sí, sino también la dimensión de la muerte, con sus relojes biométricos midiendo el tiempo de vida de cada habitante del disco, los libros en la gran biblioteca que escriben las vidas e historias del mundo...

Si alguna pega hay que ponerle, aparte de las mencionadas partes donde se nos narra desde el punto de vista de la princesa Keli, sería el inicio un poco lento, y el final en el que las acciones se suceden de forma tan rápida que puede resultar realmente confuso para el lector.

En conclusión Mort es un libro de fantasía mezclado con humor que lo hace infinitamente disfrutable para casi cualquier tipo de lector, sus personajes divertidos son muy disfrutables, y sobre todo, su mundo tan vivo y único que ya solo por poder contemplarlo a través de los ojos de la muerte merece la pena leer este libro.

Reseña realizada por: Eusebio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...