viernes, 25 de marzo de 2016

Reseña: Digimon Adventure Tri 2: Ketsui



Nota: A lo largo de esta reseña se usarán los nombres que se usaron en el doblaje español.

Nota 2:Esta reseña contiene spoilers de la primera película, Digimon Adventure Tri:Saikai.

La segunda parte de la hexalogía, que nos muestra la adolescencia de los otrora ocho niños elegidos tras los eventos de Digomon Adventure y Digimon Adventure 02, se estrenó el pasado 12 de marzo en los cines de Japón.

En esta ocasión centrada en Mimi y Joe, los niños elegidos que tanto en la serie original como en la anterior película fueron  los que menos importancia y tiempo en pantalla tuvieron.

Ketsui difiere drásticamente de su predecesora, con un tono más oscuro y, al mismo tiempo, más alegre que Saikai, tenemos una película mucho más psicológica y personal, que ahonda en las personalidades, problemas y motivaciones de los niños elegidos.




"Es mejor ser ególatra que un cobarde"

 
Ketsui nos muestra como, tras la batalla entre Omegamon y Alphamon y los consecuentes daños causados, los niños elegidos tienen más dudas que nunca sobre si combatir o no, mientras tanto la agencia gubernamental encargada de los Digimons ha investigado el patrón de aparición de los Digimons infectados, y han llegado a la conclusión de que buscan a uno de los protagonistas o a su compañero Digimon.

Sin embargo al mimo tiempo que se fraguan estos importantes acontecimientos, los jóvenes elegidos continúan con su vida de la forma más normal posible, dando la bienvenida a su nueva compañera en unos baños termales.

Tras la aparición de nuevas distorsiones la trama se va desgranando lentamente, respondiendo de forma sutil pero efectiva a las preguntas planteadas en la anterior entrega, generando a su vez nuevas incógnitas que rodean la serie con un aura de misterio y expectación.


"Si te quedas en silencio frente a los demás, te quejarás después."


En cuanto a los personajes se refiere, como se ha mencionado anteriormente,  esta película se centra mucho en Mimi y Joe, de la mima forma que la primera se centraba en Tai y Matt.

Mimi y Joe se enfrentan a problemas personales que los hacen dudar de sus principales características, con un estilo de crecimiento personal que recuerda mucho al que se usaba en Digimon Adventure.

Mientras que Mimi se enfrenta a su egoísmo, a como actuar sin pensar en cómo esto podría perjudicar a los demás o a como , con la mejor intención intenta hacer lo que ella sabe que es correcto, imponiendo su opinión y moralidad a los demás.

Por otro lado, Joe se enfrenta a sus responsabilidades, inmerso en su vida académica y presionado para sacar mejores notas y dedicar más tiempo a sus estudios, no tiene tiempo para sus amigos o su deber como niño elegido, refugiando en la excusa de que debe crecer y ser un adulto, que debe elegir su propio camino, que él no quiso ser elegido para luchar.
La nueva chica elegida, Meiko, también empieza a conocer y relacionarse con los otros ocho chicos, especialmente con Mimi, formando una curioso dúo debido a lo opuesto de sus personalidades.

Los demás personajes permanecen casi sin cambios desde la precuela, Izzy y los dos agentes permanecen investigando las distorsiones e iluminando poco a poco el misterio de los Digimons infectados, Tk , Kari y Sora se quedan ligeramente más al fondo en esta ocasión, sin aportar demasiado a la trama principal. 

Finalmente Tai y matt vuelven a destacar ligeramente del resto debido a lo acontecido al final de la primera parte, las dudas y la reticencia a luchar de Tai, lo cual resiente su amistad y provoca cierto resentimiento entre ellos, y por extensión entre el grupo entero.

En cuanto a los Digimons encontramos más desarrollo de personajes de la que se dio en Digimon Adventure, vemos como un Digimon se opone y enfrenta a su compañero humano debido a sus distintas ideologías ,como es el caso de Gomamon, en cuanto a Palmon vemos como, a pesar de las dudas de Mimi sobre su egoísmo, esta la apoya y la insta a luchar por lo que sabe que es correcto a pesar de lo que pueda suceder.


"Dejaremos claro todos que hay Digimons buenos."


La animación en esta segunda parte es incluso superior a la de la primera, con menos altibajos en la calidad y unos fondos menos estáticos.

Las batallas entre Digimons tienen una calidad incluso mejor que la anterior, con mayor atención al detalle y con la capacidad de transmitir todo el poder que tienen estos seres.

La animación de las personas tampoco deja indiferente, a pesar de no poseer la atención al detalle que si tienen con los Digimons,al igual que en Saikai, estos poseen una gran variedad de expresiones no verbales, siendo los personajes capaces de expresar con un simple gesto o una pequeña acción una gran cantidad de pensamientos y sentimientos variados.Unido a un guión y un dobleje excelentes los personajes son capaces de transmitir más con una simple frase de lo que refleja cualquier otra obra en discursos enteros.

A pesar de esto la animación no está carente de fallos, como de nuevo el variante tono de piel de Tai , aunque es menos acusado que en la primera parte.

En cuanto a la banda sonora nos encontramos principalmente con reinterpretaciones de los temas
originales de Digimon Adventure, como podrían ser "Brave heart" o "Butterfly ", sustituyendo en esta ocasión "Seven" a "I Wish" en el ending. Además también podemos encontrar algunos temas nuevos que encajan a la perfección tanto con los antiguos como con el estilo de la serie en general.


"No podemos ser niños por siempre."


El ritmo vuelve a ser el principal problema de Digimon Adventure Tri, aunque en esta ocasión no es tan acusado como en su predecesora, aún puede notarse, sobre todo durante la segunda mitad.

La estructura narrativa en esta ocasión difiere ligeramente de la de la primera película,  aunque continua con una estructura de introducción-clímax-anticlímax- clímax, esta vez comienza con una primera parte alegre y relajada, pero conforme va avanzando la trama la tensión dramática se va acumulando. Incluso tras el clímax la tensión solo se relaja ligeramente, siguiendo acumulándose hasta el acto final, donde se libera toda la tensión dramática acumulada a lo largo de la película en un clímax final mucho más tenso y explosivo.
 
Sin embargo, tras la mitad del anticlímax de la película la tensión  se relaja en exceso y tras esto se intenta recupera demasiado rápido, dando lugar a momentos cómicos y relajados justo antes de momentos de tensión máxima, creando una sensación de apresuramiento y de que sobran esos momentos cómicos que en parte arruinan la experiencia que estaba contrayéndose.

Otros pequeños errores que padece la película son la duración de las batallas, las cuales apenas duran unos minutos cada una, incrementando así la sensación de apresuramiento que padece debido al fallo en el ritmo narrativo. A esto podemos añadirle el hecho de que fuera de Japón se haya estrenado en forma de cuatro capítulos sueltos en lugar de una sola película, dando una exagerada sensación de lentitud que no posee la película, salvo en la parte comentada anteriormente.


"Aquí estoy"


También  hacer una especial mención a la forma sutil y a la vez contundente que Digimon Tri ha sido capaz de hilar Digimon Adventure y Digimon Adventure 02, a pesar de las grandes incoherencias que existen entre estas dos series.

Como conclusión decir que Ketsui supone una mejora con respecto a Saikai, sin embargo, el ritmo y, sobre todo, las escenas e alivio cómico de la segunda mitad estropean una obra que, de otra manera, hubiese podido estar a la altura de la serie original.




Reseña realizada por: Eusebio    

2 comentarios:

  1. Se puede agregar que cameos innecesarios como chicos sin playeras y todo eso que tienen los shoujos que le restan madurez a los problemas que se enfrentan los chicos.
    Igual tienes razón que se enfocaron más en los gestos que en los diálogos pero no por ello tienen que ser conversaciones tan sencillas y carentes de fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Desgraciadamente el fanservice está actuamente tan arraigado en el mundo del anime que es imposible librarse de él, por mucho que nos duela. En cuanto a los diálogos si que podrían añadirle algo de complejidad a los dialogos, pero sigo pensando que aún con las conversaciones más simples son capaces de transmitir mucho, de hecho la primera temporada tampoco es que destaque precisamente por sus diálogos, sino por la capacidad que tienen estos de transmitir emociones, en ambos casos son simples, pero dicen mucho con pocas palabras, mucho más que todos los discursos ridículos de Davis en la segunda temporada, que son rimbombantes pero vacuos, tipo galleta de la fortuna.Si tengo que elegir prefiero algo simple y efectivo que algo que suene bien pero esté vacío de emoción.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...