viernes, 29 de abril de 2016

Reseña: 'Armada' de Ernest Cline

SINOPSISZack Lightman se pasa otra clase de matemáticas aburrido soñando despierto cuando una nave de alta tecnología aterriza en el patio de su colegio. Cuando unos hombres en trajes oscuros y gafas de sol saltan fuera de la nave y empieza a llamarle, está seguro de que todavía está soñando.
Pero el sueño es muy real: la gente de la Tierra lo necesita. Zack pronto descubre que el videojuego al que ha estado jugando obsesivamente durante años no es sólo un juego; es parte de un programa secreto de capacitación masiva del gobierno, diseñado para enseñar a los jugadores las habilidades que necesitan para defender la Tierra de una posible invasión extraterrestre. Y ahora… esa invasión se acerca.
Mientras él y sus compañeros se preparan para entrar en sus naves y luchar, Zack va a descubrir la verdad acerca de la amenaza alienígena, tratar de evitar un genocidio y descubrir un misterioso tercer jugador en el juego de ajedrez interplanetario en el que se ha visto envuelto.

RESEÑA: Nos encontramos ante el segundo libro del autor estadounidense Ernest Cline. Recordemos que su primera novela fue Ready player one, de la que podéis leer aquí su reseña. Antes de comenzar cabe señalar que Armada es como RPO pero llevada un grado más allá... o varios.

Esta vez la historia se desarrolla en la actualidad. Nuestro protagonista es Zack Ulisses Lightman, un adolescente de 18 años que pasa las noches jugando a Armada, un videojuego cuyo objetivo consiste en superar una serie de misiones para defender la Tierra de las invasiones alienígenas. Se le da tan bien, al parecer solo es bueno jugando a los videojuegos, que se encuentra en la quinta posición del top ten, a nivel mundial, de Armada.
Pero todo cambia cuando un día, durante la clase de matemáticas Zack ve por la ventana sobrevolando una nave idéntica a las del videojuegoZack cree que se trata de una alucinación, provocada por las numerosas horas que pasa jugando a la consola cada día, como le ocurría a su padre, que había muerto en un accidente laboral cuando él contaba pocos meses, quien creía que el gobierno conspiraba para entrenar a los civiles por medio de películas y videojuegos de ciencia-ficción.
Es en este momento cuando la trama comienza a arrancar, y a sucederse tópicos del género casi consecutivamente. Aquellos que hayáis visto The Last Starfigther o leído El juego de Ender notaréis más que numerosas similitudes entre estas y Armada, como el propio autor confirma varias veces a lo largo de la historia.

Si bien el comienzo de la novela hace que parezca prometedora, esta se va desinflando lentamente conforme avanza la historia. No falta la acción y la tensión de las batallas, aunque no se puede decir que haya intriga y misterio ya que todo resulta bastante previsible. También encontramos una historia de amor, como no podía ser de otro modo, aunque esta se desarrolla en apenas un diálogo y es terriblemente sosa (la chica, más que un personaje parece un recurso para resolver los problemas en determinadas situaciones), siendo irremediablemente otra muestra de elementos introducidos de manera forzada.

Como ya señalé al principio, Armada recuerda mucho a Ready player one con sus constantes guiños a la cultura geek y ochentera, pero el fallo está en que esta vez hay una cantidad de referencias innecesarias, que no aportan gran cosa a la trama (como si hacia RPO) hasta el punto en que algunas parecen muy forzadas.

En cuanto a los personajes, a excepción de Zack, estos no se desarrollan, no tienen tiempo para evolucionar y dejarse querer por el lector provocando que prácticamente no nos importe su destino. Por lo demás siguen siendo igual de estereotipados que en la novela anterior.

Por otro lado, los momentos de acción son muy buenos, parece que somos nosotros los que estamos a los controles. Es cierto que las naves no son pilotadas de manera tradicional sino que se controlan remotamente, con lo que nuestro protagonista y sus compañeros no corren un peligro directo durante las batallas, pero Cline se las arregla para que aun así puedan salir seriamente mal parados.

Armada es una buena novela, pese a lo señalado anteriormente, pero a lo único que llega es a entretener. No entristece cuando vemos cómo va disminuyendo el número de páginas restantes para terminarlo, pero tampoco se hace pesado. Su trama, aunque plagada de referencias innecesarias y tópicos muy gastados, gusta y hace que quieras seguir leyendo pero no logra enganchar como enganchó Ready Player One. Y quizá lo malo sea comparar ambas novelas, pero no se puede evitar al ser del mismo autor y tan parecidas en muchos aspectos. 
En definitiva, Armada gustará a los amantes de los videojuegos y del género de la ciencia-ficción tanto si habéis leído antes Ready player one o no (aunque si no lo habéis hecho recomiendo que os leáis antes Armada, así no os sentiréis algo decepcionados), eso sí, no esperéis una historia compleja y original


Realizado por Antonio Joaquín

sábado, 23 de abril de 2016

Nuestras recomendaciones literarias para el Día del Libro

Hoy, 23 de abril, es el Día del Libro, por lo que hemos decidido sumarnos a la tendencia de mostraros una lista de los libros que os recomendaríamos.Aquí tenéis, pues, nuestra selección literaria.

Antonio Joaquín. Las novelas que he escogido para esta fecha tan señalada son:



Elantris, de Brandon Sanderson. Nova publicó la semana pasada la edición X Aniversario de este clásico de la literatura moderna, primera obra del autor de Nebraska. La historia al completo ha sido revisada por el propio Sanderson, además de haber incluido nuevos capítulos. También cuenta con una nueva traducción al español, de Manuel de los Reyes (nuevo traductor del Cosmere), formato de tapa dura, mapas a color, e ilustraciones. Toda una oportunidad para poder adentrarse en el basto universo del Cosmere, o simplemente releerse esta aventura.




La misión del bufón, de Robin Hobb. Se trata de la primera entrega de la trilogía El profeta blanco que Fantascy publicó por primera vez en español el pasado mes de febrero. Pese a que está relacionada con la trilogía anterior El Vatídico no es necesario haberla leído para comenzar esta, dado que la autora se encarga de describir, al comienzo de la novela, todo lo ocurrido anteriormente. Una lectura obligada, al puro estilo de la fantasía clásica, donde el detallismo y el cariño de Hobb hacia sus personajes y su mundo te atraparán desde el primer momento, haciendo que sus 800 páginas parezcan insuficientes. 




Harry Potter y la Piedra Filosofal, de J.K.Rowling. Si, si, es cierto que a día de hoy muy pocas personas no conocen la historia del joven mago. Pero el 6 de octubre del año pasado Salamandra publicó la nueva edición de Harry Potter con ilustraciones de Jim Kay, y el próximo mes de octubre saldrá la segunda entrega, Harry Potter y la Cámara Secreta, ilustrada. Toda una oportunidad que no se puede dejar escapar para disfrutar, una vez más, de la maravillosa historia de "el niño que sobrevivió", recreándonos en las bellas ilustraciones que la acompañan




La música del silencio, de Patrick Rothfuss. Se trata de una novela corta que fue publicada hace un par de años y que transcurre entre los episodios 7 y 11 de El temor de un hombre sabio, segunda entrega de Crónica del asesino de reyes. En esta singular historia nos pondremos en la piel de Auri, profundizando y conociendo aun más al personaje así como su vida en la Subrealidad. Una historia mágica que, pese a no ser muy común, sabe enamorar al lector prácticamente desde el primer momento.





Delbaeth Rising: Camino de Odio, de Gonzalo Zalaya y Víctor Blanco. Si bien esta novela aún no la he leído (pero no dudéis que lo haré) os la pongo en esta lista por el hecho de que solo he oído maravillas de ella. Una lectura que, personalmente, tengo pendiente y que nadie debería perderse. Nos asegura una historia al más puro estilo grimdark, con vilencia, acción, mucho humor, y una pareja protagonista de lo más peculiar y contradictoria. ¿Alguien pide más?




Eusebio: Para mí los libros que considero que deberían ser de lectura obligatoria y que recomiendo en este día son:


El Iniciado, de Louise Cooper (El Señor de Tiempo#1) (1985)

 
Tarod, un joven dotado de excepcionales dones mágicos encuentra su lugar entre los sacerdotes de Aeoris, sumo dios del Orden, sin embargo, su destino es otro, pues a pesar de que como iniciado del orden se le ha enseñado a odiarlo y temerlo, él es el elegido para ser el vinculo que devolverá el caos al mundo.
Una trama, en apariencia maniqueísta pero que juega con los conceptos del bien y del mal y de la necesidad del equilibrio en el mundo, un adelantado entre los clásicos, un libro imperdible para los fan de la Alta Fantasía.
De igual manera El Proscrito (1986) y El Orden y el Caos (1987) continuaciones de la saga, son igualmente recomendables.

El Nombre del Viento, de Patrick Rothfuss (Crónicas del Asesino de Reyes: Primer Día) (2007)


En un mundo devastado por la guerra e infestado de demonios, un hombre, un solitario tabernero se dispone a narrar por primera vez el relato de su vida, Kvothe, figura legendaria, héroe o villano de miles de historias, narra ante Cronista la verdad tras la leyenda, el hombre tras el mito.
Cualquier fan de la fantasía, y muchos que no lo son, han leído u oído hablar de Patrick Rothfuss y del Nombre del Viento, a día de hoy un gran referente y posiblemente uno de los mejores libros, ya no solo de fantasía, que se pueden leer actualmente.
Continuado por El Temor de un Hombre Sabio (2011) y Las Puertas de Piedra (Sin fecha de publicación conocida).

El Retorno de los Dragones, de Margaret Weis y Tracy Hickman (Crónicas de la Dragonlance#1) (1984)
 
Un grupo de amigos se reúnen después de años sin verse, pero al encontrarse con una pareja de barbaros que portan la sagrada vara de cristal azul, se ven envueltos en una aventura para encontrar a los antiguos dioses, descubrir la verdad detrás del retorno de los dragones, encontrar las misteriosas dragonlances y salvar el mundo de la oscuridad.
Un clásico entre clásicos, una trama de viaje y aventuras, de misiones para salvar el mundo, con unos personajes entrañables y reconocibles para cualquier fan de los juegos de rol. Las Crónicas de la Dragonlance son, junto al Señor de los Anillos, obras que marcaron la Alta Fantasía y por ello de lectura obligatoria

Saga del Brujo, de Andrzej Sapkowski (1992-1999)

El mundo es duro e injusto, las guerras se suceden en el afán de Nilfgaard por expandirse, los monstruos asolan las ciudades y los brujos se ganan la vida cazando a estos monstruos. Creados por mutaciones de hierbas, los brujos poseen capacidades sobrehumanas y el mejor de todos es Geralt de Rivia.
Los dos primeros libros de la saga son una colección de cuentos cortos donde se nos narra las andanzas del brujo, el resto cuenta la historia de Cirilla de Cintra, hija del destino, en sus encuentros y separaciones con el brujo.
Compuesta por siete libros, la obra de Sapkowskii se ha hecho famosa en todo el mundo gracias a los fantásticos videojuegos de The Witcher de CD Projekt Red, y por ello creo que es necesario leer estas maravillosas obras, escritas con un realismo increíble, estos libros nos muestran que, en el fondo los auténticos monstruos somos los humanos.

Ready Player One, de Ernest Cline (2010)



En un mundo completamente clasista y casi destruido por la crisis energética y alimenticia, la única via de escape es Oasis, una realidad virtual masiva. Wade Watts, Parzival en el juego, se convierte en el primero en encontrar la primera llave que conduce al huevo de pascua, viendose desde entonces envuelto en una carrera contrareloj contra la organizacion IOI, pues el primero que encuentra el huevo, conseguirá gran fortuna y el control del mismo Oasis.
Un libro de ciencia-ficción al más puro estilo ochentero, con constantes y numerosas referencias a la cultura geek, divertido y entretenido, con personajes muy proximos al lector, cuya reseña podeís leer aquí.
Ready player One es el libro que todo fan de videojuegos, ya sea antiguos o modernos, de la cultura geek , o de la ciencia ficción en general debería leer, y no se arrepentirá de ello.


 

viernes, 15 de abril de 2016

Reseña: Ready Player One de Ernest Cline



Hoy en día, gracias al periodo de globalización en el que vivimos, contenidos que hace algunos años eran considerados de culto hoy en día son accesibles y disfrutables por un público mucho mayor.

Los videojuegos, han avanzado hasta convertirse en el principal entretenimiento, los juegos de rol son jugados por una comunidad enorme. Series y películas como el equipa A, Star Wars o Indiana Jones son conocidas y reverenciadas como parte de la cultura popular, además de la cultura geek.

Y de esto precisamente es de lo que va este libro, es una oda a la cultura geek.


“If I was feeling depressed or frustrated about my lot in life, all I had to do was tap the Player One button, and my worries would instantly slip away as my mind focused itself on the relentless pixelated onslaught on the screen in front of me.”

La trama del libro es más bien simple, una historia típica que se ha escrito muchas veces.

El libro nos pone en la piel de Wade Watts, un adolescente en un mundo distópico de 2044.

En ese futuro no tan lejano, el mundo tal y como lo conocemos no existe, la tierra se esta muriendo, la sobrepoblación excede lo posible, la crisis energética se ha agravado hasta el extremo, causando a su vez una enorme escasez de alimentos. Esto ha creado una sociedad increíblemente clasista, donde los ricos viven holgadamente mientras que los pobres sobreviven a duras penas gracias a los bonos de alimentos del estado.

En este mundo sus habitantes solo tienen una vía de escape, una enorme realidad virtual que ha sustituido internet: OASIS.

OASIS se ha convertido en parte esencial de la vida diaria hasta casi sustituir la vida real, las personas trabajan y estudian por OASIS, las relaciones sociales se hacen vía OASIS, los créditos de OASIS tienen el mismo o incluso más valor que el dinero real.

Sin embargo tras la muerte de James Halliday, creador de OASIS, éste deja todo su dinero y la dirección de su empresa a la persona que descubra su huevo de pascua, escondido en OASIS tras tres puertas.
Millones de usuarios se lanzan a la búsqueda del huevo, pero tras cinco años sin ninguna novedad en la cacería del huevo, los ánimos se enfrían y esta se convierte en una mera anécdota.

Wade, o Parzival, como es conocido en OASIS, obsesionado con la vida de Hallliday y los 80, el periodo que este amaba, se convierte en la primera persona en conseguir la llave de cobre y pasar la primera puerta.

Tras esto, la búsqueda del huevo se convierte en una carrera contrarreloj entre  Parzival, Art3mis, Hache, Shoto y Daigo, los primeros en conseguir atravesar la primera puerta, llamados los Cinco de Arriba, y IOI, una malvada organización que quiere controlar OASIS y convertirlo en un producto de lujo, accesible solo a las clases adineradas. 




“Being human totally sucks most of the time. Videogames are the only thing that make life bearable.”

Como he dicho antes, todo el libro es una inmensa oda a la cultura geek de los años 80, debido a que el creador de OASIS vivió su adolescencia en esta época. Todas las pruebas, acertijos y pistas para encontrar el huevo está llenas de referencias ochenteras, desde videojuegos a series y películas de este periodo.

El conocer algunas, o todas, de estas referencias hace el libro mucho más disfrutable y entretenido.

Los personajes tampoco destacan por su originalidad o innovación, tenemos, más o menos, algunos de los típicos estereotipos, el protagonista pobre e inadaptado, el colega popular, enrollado y divertido, la chica dura y los japoneses obsesionados con la filosofía y cultura samurái, sin embargo, son precisamente esos estereotipos los que los hacen tan disfrutables, es difícil no encariñarse con estos personajes tan entrañables, pues a pesar de su simplicidad están magníficamente construidos. 

En contraposición con los protagonistas tenemos a la corporación IOI ,y en especial a Sorreno, el encargado de encontrar el huevo de Halliday, éste hace la función de villano principal de la obra, un hombre de negocios sin escrúpulos que busca hacerse con el huevo a cualquier precio, usando todo su poder para conseguirlo. Al igual que los protagonistas, el villano es un personaje típico y estereotipado, aun así cumple perfectamente su función, dando una sensación de urgencia a la cacería, además de un motivo para que los protagonistas unan sus fuerzas.

“Going outside is highly overrated.”

A pesar de que el libro se centra casi exclusivamente en la búsqueda del huevo también podemos encontrar algunas tramas secundarias, como podría ser el estado actual de mundo debido a las crisis de energía y alimentos, y la pasividad de los humanos respecto a esta realidad; otro de los temas que nos muestra la obra es la del ostracismo al que ha llegado la población mundial con el avance de la realidad virtual.

Con estas tramas el autor nos muestra su mundo distópico y, además, expresa al mismo tiempo una crítica y una advertencia. Una crítica a la pasividad de los humanos, un intento de concienciar de la importancia de los problemas energéticos, alimenticios y de la superpoblación. Por otro lado nos muestra una advertencia contra el aislamiento y el ostracismo que podrían llegar a darse al avanzar el desarrollo de videojuegos e internet, hasta el punto de llegar a sustituir lo real con lo virtual.

“I created the OASIS because I never felt at home in the real world. I didn't know how to connect with the people there. I was afraid, for all of my life, right up until I knew it was ending. That was when I realized, as terrifying and painful as reality can be, it's also the only place where you can find true happiness. Because reality is real.”

En cuanto a la narrativa, esta es estupenda, sin detenerse excesivamente de los detalles es capaz de transmitir la tensión y la necesidad que les urge a los protagonistas de encontrar el huevo.

El ritmo se nos muestra correcto, relajándose en los momentos que hay entre los descubrimientos de las puertas y aplicando toda la tensión cuando tienen que pasar las pruebas y descifrar los acertijos.

Sin embargo, también tiene algunos problemas en cuanto a ritmo se refiere, al principio se nos hace algo lento debido a que las primeras 100 páginas son casi exclusivamente información y construcción de mundo, haciendo que la trama de verdad no empiece hasta haber pasado un cuarto del libro.

El final, se siente totalmente frenético, pero al finalizar la acción, la novela apenas se toma unas pocas páginas para analizar todo lo acontecido, ya que se acaba abruptamente, dando la sensación de que está incompleta y de querer saber más.

“I burned through all of my extra lives in a matter of minutes, and my two least-favorite words appeared on the screen: GAME OVER.”

Como conclusión, decir que este libro de ciencia ficción es de lectura obligatoria para todos aquellos que crecieron en los ochenta, cualquier fan de esa cultura o para cualquier geek en general.

Los personajes y temas son típicos pero a la vez refrescaste en el panorama actual donde muchos libros intentan hacer reflexionar al lector, sin embargo Ready Player One, a pesar de transmitir un importante mensaje, no olvida cual es el principal objetivo del libro, es como los ochenta, no intenta cambiar tu punto de vista o abrirte nuevas posibilidades. 

Ready Player One intenta que pases un rato entretenido leyendo esta aventura, y lo logra de sobra.









Reseña realizada por: Eusebio

sábado, 9 de abril de 2016

Relato: Inevitable Destino




-¡Lord Ángel!¡Señor!-exclamaba la multitud.

-Milord-ovacionaron emocionados.

La muchedumbre exaltada lo miraba llena de admiración y sobrecogimiento. Mientras, el bello ángel se paseaba entre ellos, repartiendo sus bendiciones, con su toque sanaban los enfermos, con su roce se animaban los desdichados, su pueblo aclamaba a su señor, agradeciéndole las bendiciones y atenciones que con tanto cuidado le prodigaban.

Tras repartir sus bendiciones el ángel extendió sus alas y partió sin descansar hacia el siguiente poblado para poder seguir bendiciendo y cuidando de su gente, este era su deber y su devoción, dedicarse por entero al bienestar de su pueblo.

Finalmente cuando el sol ya se ocultaba tras la tranquila superficie del mar, el ángel  acabó su ruta y, agotado, levantó el vuelo hacia la enorme montaña que se erguía en el mismo centro de la isla, el monte infinito.

Cuando llegó a la parte más alta de la montaña el ángel se sentó en una cornisa de piedra y miró hacia donde sabía que estaba el continente. No estaba a la vista, pues eran necesarios varios días en barco para poder alcanzar su costa más cercana. Debido a su poder divino, La Gracia Angelical, podía sentir sucesos que no estaban a la vista para los mortales, a cambio le estaba prohibido usar los ojos para percibir el mundo, ocultando para siempre su rostro bajo una casco de acero, adornado con una gran cruz griega que ocupaba todo el frontal del casco, el símbolo de su rango en la orden seráfica.

Dirigiendo su poder hacia el continente pudo sentir grandes agitaciones, grandes luchas se libraban en aquellas lejanas tierras.

-Señor  Serafín , por favor contestadme.-suplicó humildemente.

El aire alrededor de sus manos se agitó y convulsionó, formando la imagen del Serafín, el más alto rango de su orden.

-Ángel, ¿Por qué te comunicas con nosotros?¿Habéis descubierto la profecía dentro de las antiguas ruinas?-un casco azul, adornado con alas doradas ocultaba el rostro del gran ángel, sin embargo su tono de voz era duro y afilado, delatando la molestia que le causaba hablar con su subordinado. 

- Es posible, Milord, encontramos una cámara oculta, casi inaccesible, protegida por múltiples trampas y barreras.

-Suena muy prometedor, investigad a fondo esa cámara  y comunicadme lo que encuentres.- el desinterés y la prisa por volver a su tarea se hacían patentes en la voz del Serafín.

-Sí señor, sin embargo debéis saber que mis dos compañeros fallecieron entrando en esa cámara, solo yo sobreviví, ahora soy el único representante de nuestra orden en la isla.-apesadumbrado pero al mismo tiempo desafiante el ángel esperaba que su superior le relevara de la ardua tarea de proteger solo la isla.

-Una gran pérdida sin duda, sin embargo a veces debemos hacer sacrificios para a la larga poder vencer.

-Sabíais que esto podría pasar.-afirmó ángel en tono acusador.

-Sabía que era una posibilidad, pero necesitamos urgentemente esa profecía. ¿algún inconveniente?- junto con el tono duro y autoritario el arcángel envió una ráfaga de su poder, destinado a amonestar al desdichado ángel.

-No, señor,¿Tan mal va la lucha? ¿De verdad necesitamos urgentemente esa profecía?-el ángel se acobardó ante la autoridad y el poder que emanaba de la voz de su superior.

-La profecía de los elegidos de la luz podría ser nuestra única esperanza de derrotar a los ejércitos de los emperadores del mal. Avísame cuando tengas la profecía en tus manos.

Con un suspiro del ángel la conexión se desvaneció. Alzando su mano hacia el continente intensificó su sondeo y sintió como las ordenes angelicales luchaban de forma encarnada contra los ejércitos de los cuatro emperadores, sin embargo la diferencia numérica era abrumadora, los ángeles no podrían resistir eternamente.
Con un sentimiento creciente de desesperación unido al de pesar por la muerte de sus compañeros el ángel partió hacia su residencia, no muy lejos de la allí.

Cuando llegó vio su gran mansión, antaño llena de vida y alegría, ahora lo único que habitaba allí era un gran y pesado silencio, tanto que parecía que ningún sonido podría romperlo.

Sin hacer sonido alguno el ángel se desplomo en su lecho, usar su Gracia para comunicarse con sus superiores le había despojado de sus fuerzas. Recordando los eventos del día, se hundió en un abismo oscuro de desesperación y pesar, hasta que su estado de inconsciencia le arrebato los oscuros pensamientos que corroían sus entrañas.

***

Cuando volvió en sí, más recuperado y dispuesto a entregar esa profecía y ganar la guerra, mandó a buscar a los centauros que guardaban las antiguas ruinas donde habían encontrado la profecía.

Mientras llegaban se tomó su tiempo para preparase para su llegada, un acontecimiento de tal magnitud se escribiría en los anales de las historia y él sería el anunciador y descubridor de la profecía de los elegidos.

Estirando sus seis alas entumecidas tras un tiempo sin moverlas, salió a recibir al trío de centauros.

-Que las estrellas guíen vuestro destino, lord ángel.-saludaron cortésmente los centauros, sin embargo ninguna reverencia siguió al saludo, permanecieron los tres juntos erguidos y mirando fijamente al ángel. 

-Saludos guardianes de las profecías, ¿qué noticias me traéis?-con suma pompa el ángel les devolvió el saludo.

Uno de los centauros, su líder, se adelanto a los otros dos y de forma totalmente inexpresiva empezó a informar a su señor.

-Señor, hemos logrado traducir la profecía que encontramos en la sala oculta de las ruinas, efectivamente se trataba del vaticinio de la llegada de los elegidos, pero... 

-Excelente, dime que dice.

 Los empleados del servicio mientras fingían que trabajaban, limpiando y ordenando los utensilios de la sala de visitas escuchaban atentos las trascendentes conversaciones que allí se estaban sucediendo, el ángel advertido de esto se sonreía pensando en las grandezas que contarían de él los cotilleos de la mañana.

-¿No podéis leerlo, señor?-intervino el segundo centauro acobardado.

-No, con mi Gracia se me permite sentir e interactuar con las energías del mundo, ver la luz y la oscuridad, pero con los ojos cegados por este casco me es imposible hacer cosas tan mundanas como leer.-su voz teñida de impaciencia y desprecio por aquellos incapaces de sentir el mundo como su orden le había enseñado.

El líder de los centauros lanzó una dura mirada a su subordinado antes de continuar con su informe. 

-Mi señor, la profecía dice que los elegidos llegarán al mundo para acabar con la oscuridad y que...
-Eso ya lo sabíamos, dame nueva información.-impaciente el ángel se perdía en ensoñaciones de gloria y fama, donde él era alabado como el salvador de su orden.

-Le matarán primero a usted.-acabó rápidamente el centauro.

-¿¡Qué!? ¡No puede ser! ¡Debéis de haberlo interpretado MAL!-su tono de voz se alzó rápidamente mientras embravecido acusaba a los guardianes de mentir o equivocarse.

-No señor , está muy claro, los elegidos usarán su poder sagrado para acabar con la oscuridad del mundo, empezando con usted.

-¡Imposible!-gritó mientras lanzaba su báculo a los centauros que ya huían despavoridos.

Al darse la vuelta furibundo los criados y mayordomos ya habían desaparecido.

Siempre había despreciado a los centauros, con todo su conocimiento, con toda la información que tenían a su alcance y, en lugar de usarla para ayudar, ellos simplemente se dedicaban a mirar las estrellas. Ahora los centauros habían decidido usarla, habían decidido mostrar la verdad, y había sido en su contra.

"Es imposible"-pensó-" Yo soy un enviado de la luz, portador del poder sagrado, ¿Por qué iban los elegidos a acabar conmigo si ambos luchamos contra la oscuridad?"

...

-Señor Serafín, sabemos los detalles de profecía.

-Bien, ¿Qué dice?- el arcángel estaba ansioso, esperanzado pero sobre todo agotado, sabía que se les agotaba el tiempo.

-Dice que los elegidos vendrán de otro mundo, aparecerán en primer lugar en la isla, y luego, irán al continente y purgarán al mundo de los siervos de la oscuridad. Finalmente, tras superar penurias y afrontar peligros, obrarán el milagro y destruirán a la fuente de la oscuridad y del mal del mundo.

-Excelente, entonces recae en ti la tarea de mantener libre la isla del la influencia del mal hasta que lleguen.

-Sí, mi señor, pero hay partes de la profecía que no tienen sentido. Dice que, "en su cruzada compañeros de este mundo se les unirán en corazón y alma, cimentando así los lazos del destino creados largo tiempo ha". También...  que me matarán a mí para liberar la isla de la oscuridad.- su tono fue decayendo hasta que la última frase no fue más que un murmullo desesperado.

-Extraño en verdad, pero no nos corresponden a nosotros interpretar las profecías... u oponernos a aquellos que son elegidos como salvadores del mundo.-percatado ahora de las dudas y miserias de su subordinado, el arcángel imprimió en su voz un tono duro y cortante, dispuesto a ser obedecido sin la menor discusión.

-Pero ponen que me matarán. ¿Acaso no os importa?- inquirió el ángel suplicante.

-Si tu muerte significa salvar al mundo del abismo que se avecina, no, no me importa.-el gran arcángel fue tajante, todos eran peones en el juego del destino, si había que sacrificar uno para poder salvar la partida se haría.- Ahora debo irme, las tropas de los querubines han caído, solo los ángeles y caballeros sagrados quedamos para proteger el mundo.

Con esto se cortó la conexión dejando al ángel totalmente desolado; acaso solo había nacido para morir a manos de unos supuestos héroes y, si eran los héroes destinados a destruir la oscuridad ¿Por qué iban a sacrificar a un inocente, a un compañero, a un aliado en la lucha?

Estos pensamientos surcaban su desconsolada mente, ahora a la deriva mientras intentaba asimilar aquello que le había sido vaticinado.

Incorporándose, salió de su alcoba y empezó a recorrer la mansión buscando a alguien que le trajera la comida, sin embargo no encontró a nadie, todo estaba oscuro, todos los habitantes de la mansión habían desaparecido, estaba solo.


Intentando olvidar el destino que le deparaba la profecía salió hacia los pueblos y ciudades para repartir sus bendiciones y reconfortar a sus habitantes, sin embargo cuando llegó al primer poblado,  los habitantes le miraron aterrados, y, susurrando a sus amigos y familiares, rápidamente se internaban en sus viviendas. Trazas de conversaciones y murmullos llegaban a oídos del ángel, mientras este paseaba por el poblado intentando buscarle una explicación a tan inaudito suceso.

"Los centauros lo dijeron..."

"La profecía dice que es un diablo..."

"Los elegidos lo matarán, eso significa que debe ser un ser malvado."

En cada ciudad o pueblo que visitaba la escena se repetía dejando finalmente al ángel solo en su mansión, pensando en su desdichado destino.

***

Pasó semanas solo en su mansión alimentándose en la autocompasión, viviendo en la inmundicia, pues ningún servicio se acercaba jamás a la oscura mansión, ninguna luz iluminaba ya su hogar, solo y aislado, incapaz de contactar con nadie de su orden, su destino le reconcomía por dentro, extendiendo su Gracia hacia el continente no encontró nada más que oscuridad, ninguna luz luchaba ya contra ella, si alguien de su orden había sobrevivido a la masacre se había ocultado demasiado bien para que el ángel los sintiera. Ya no le quedaba nada, su orden había caído, era, por lo que el sabia , el ultimo ángel del mundo y su destino era morir.

"¿Por qué?"-pensaba-"¿Por qué era este su destino? Debía saber al menos por qué. No tenía sentido alguno. Sí,"-se convencía-" debía ver al menos la profecía, de todas formas que importaba la prohibición de los ángeles, por qué no ver el mundo mortal con sus ojos, quizás sus ojos de la mente eran los que mostraban la verdad y los ojos mortales engañaban al alma pero qué más da ya, solo quedo yo y necesito saber la verdad que solo los ojos mortales pueden mostrar."

Con estos pensamientos  se levantó al fin de su cama tras semanas, o quizás meses, puede que incluso años, de aislamiento y autocompasión. Poniendo el pergamino en el cual estaba escrita la profecía en la mesa, procedió a quitarse el casco que le cubría los ojos.

Cuando sus ojos mundanos se posaron en el pergamino vio que era verdad, los elegidos estaban destinados a luchar contra él para poder llegar al continente y acabar con la oscuridad.

Sin embargo también se dio cuenta de que la profecía decía que los habitantes de la isla lo odiarían y temerían y que, por ellos, los elegidos decidirían luchar contra él.

"Ya ha empezado"- pensó lleno de pesadumbre-"Sin embargo aún hay una oportunidad, si tengo a los habitantes de mi lado la profecía no se cumplirá y podría vivir y proteger la isla de los influjos de la oscuridad."

Viendo esperanza por primera vez desde que el conocimiento de la profecía cayó en sus manos, el ángel salió hacia los poblados, observando el mundo por primera vez con sus ojos.

Cuando llegó a la ciudad aterrizó súbitamente en la plaza del pueblo y miró a los habitantes de su isla con los ojos de un mortal.

-Amigos, hermanos, estoy aquí para advertiros, la profecía os manipula, quiere volveros contra mí, pero ¿No he sido yo quien os he cuidado cuando estabais enfermos ?¿No he reconfortado vuestros pesares y eliminado vuestras dolencias? Olvidad esos falsos vaticinios quedaos a mi lado juradme lealtad y la oscuridad nunca tendrá influencia en esta isla.

Su pueblo, el cual creía en el poder de la profecía con el fervor de un fanático se volvió rápidamente contra él :

-¡Demonio! ¡Diablo! Quiere tentarnos para servirle.-exclamaban enfurecidos.

-Los ángeles nunca deben usar sus ojos, ¡Oscuro! ¡Maldito!

Piedras, madera y fuego, todo aquello que los creyentes habitantes de la isla tenían a mano volaban ahora en dirección al ángel.

Una enorme ráfaga de viento proveniente del ángel derribó a la enfurecida masa que atentaba contra él, la mayoría cayeron al suelo aturdidos, algunos menos afortunados se precipitaron contra los puestos del mercado o los muros de piedra que rodeaban la plaza, quedando heridos o magullados en el proceso. Un desafortunado infante, apenas mayor que un niño, cuyo peso era demasiado bajo para la fuerza utilizada por el ángel para convocar la ráfaga, fue despedido  varios metros por el aire hasta  aterrizar en la empalizada tras la muralla, siendo empalado en el proceso.

Al ver la vida escapar de los ojos de aquel niño y un odio visceral florecer en los ojos de su propio pueblo, el ángel, asustado por primera vez en su vida levantó el vuelo rápidamente hacia su oscura y deshabitada mansión, donde nadie se atrevería a buscarlo.

"Nunca se pondrán de mi parte contra los elegidos, y mucho menos después de lo de hoy"-pensaba desesperado por encontrar una falla en la profecía, una forma de salvar su vida y mantener la barrera que protegía la isla.-"Mi señor Serafín, debo cumplir la misión que me encargasteis, debo proteger la isla, y para ello debo sobrevivir, debo vencer al destino."

Nadie respondió a su llamada, su orden estaba muerta.

"Mi pueblo me ha abandonado, eligiendo los delirios de un vaticinio a su señor, si no me apoyan por voluntad propia deberán, hacerlo a la fuerza, no quiero, pero debo hacerlo, es la única manera, es por un bien mayor, ¿No es así, mi señor Serafín?"

-Está decidido-dijo mientras ardientes lagrimas resbalaban por su mejilla-Debo hacer todo lo que esté en mi mano para proteger a mi pueblo, incluso si ellos se oponen, por el bien mayor.

Usando sus desarrollados sentidos encontró a aquellos de los habitantes de la isla mas fáciles a la sugestión y los indujo a unirse a él, les prometió poder a los avariciosos, chantajeó a los mas débiles y atemorizó a los más asustadizos.

Extrayendo poder de su Gracia, el ángel creó una forma de someter a su voluntad a aquellos que se oponían a sus planes. Unos artilugios oscuros que implantados en la piel de cualquiera de los habitantes sometían su voluntad a su control.

Extraer su Gracia de esta manera fue provocando paulatinamente un deterioro de su estado físico.

Sus ojos antaño azules se volvieron completamente pálidos, totalmente desprovistos de color, su cabello dorado se fue ennegreciendo y finalmente desapareció para siempre. Su piel perdió todo su tono volviéndose de un enfermizo color gris.

Sus alas blancas fueron perdiendo su lustre, la plumas se cayeron, hasta convertirse en dos raquíticas y membranosas alas negras. Incluso unos cuernos empezaron a salirle de la cabeza.

Asqueado por su repugnante aspecto, el ahora caído, cubrió su cuerpo con pieles negras y se hizo para el rostro una máscara del mismo material, dejando al descubierto sus ojos carentes de iris para poder observar asqueado ese mundo tan lleno de dolor, sufrimiento y prejuicios que, bajo su guía, se convertiría en una hermosa utopía, un lugar donde la oscuridad jamás llegaría a tocar la isla.

Sus sirvientes, formados por muchos de los pobladores de la isla, ahora sometidos a su voluntad por los artilugios oscuros, empezaron a conquistar la isla, convirtiendo cada vez a más inocentes en esclavos del demonio.

El malvado demonio, Devil, lo llamaban aterrorizados y llenos de odio aquellos que se oponían a él, también sus ejércitos empezaron a llamarlo de ese modo, e incluso él mismo comenzó a olvidar su anterior nombre y se refería a sí mismo como Devil.

Su mansión, antaño hermosa, ahora aparecía en ruinas sucia y aparentemente abandonada, gran parte estaba derruida, apenas quedaba techo y las tablas del suelo estaban enmohecidas, solo una cosa permanecía intacta, el cuadro del ángel rezando, aquel que antaño había sido su favorito, ahora era una burla, un constante recordatorio de lo que fue y en lo que se había convertido.

"Era necesario, todo fue necesario, el mal no debe entrar en la isla"-pensaba Devil, solitario en su herrumbrosa morada-" Y si debo sacrificar mi belleza para conseguirlo, así será, si debo someter a la isla entera así lo haré, todo es por proteger la isla de la oscuridad, todo es por un bien mayor."

"Gran parte de la isla ya está bajo mi control, pero debemos darnos prisa,  los elegidos  se aproximan a este mundo, lo noto en mis huesos, debemos convertir  a todos los que quedan en esta isla, debemos vencer al destino." 

Nada debe perturbar nuestra isla, nuestra hermosa utopía, nuestro mundo de pura luz, ni los elegidos, ni nadie...

Nadie...

Nadie...

El tiempo se acerca, y los elegidos deben morir.

Relato realizado por: Eusebio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...