domingo, 29 de mayo de 2016

Reseña: Niyura: La Corona De Los Elfos de Jenny-Mai Nuyen



Publicado en el año 2008 por Jenny-Mai Nuyen, Niyura pertenece a esa generación de literatura fantástica que se inspira directamente en obras del genero como pueden ser El Señor De Los anillos o Las Crónicas de la Dragonlance.

Siguiendo fielmente el modelo campbeliano, al igual que sus predecesoras, Niyura nos muestra una historia de viaje y maduración con una posterior regreso al hogar. Sin originalidad ninguna, el éxito y la proliferación de obras como esta fue la causa de que el género fantástico se estancara en historia clónicas a las de Tolkien.

Ficha
Titulo: Niyura: La Corona De Los Elfos
Autores: Jenny-Mai Nuyen
Editorial: Círculo de Lectores
Fecha de Lanzamiento: 2008
Idioma: Castellano
Nº de páginas: 656 págs.
Precio: 7,00

La historia comienza con el robo de la corona de los elfos de los pantanos por un humano, los elfos obligados por la magia de la corona  siguen al rey humano que empieza a conquistar territorios y a aumentar su poder.

Elros, la corona de los elfos libres se convierte en un cuchillo con el poder de matar al invulnerable portado de la corona.

Tras esta introducción la trama se divide en dos partes bien diferenciadas, en la primera parte, situada en Kaldera, hogar de proscritos y ladrones, se narra la historia de Scapa y Arane, dos niños de la calle, en su lucha por vencer a Torron, amo y señor del submundo de Kaldera.

En su lucha se les unirá aliados como el amigo de Scapa y los demás niños de la calle, mientras las lavanderas cuentas leyendas de Scapa y Arane, el joven ladrón y la princesa de la calle.

En la segunda parte, situada tres años después del final de la primera, se narra la historia de Nill una bastarda semielfa de 15 años, que viviendo en los asentamientos humanos del bosque oscuro, encuentra un día el cuchillo mágico con el poder de vencer al rey de Korr.

Los humanos rápidamente la envían a entregarle el cuchillo al rey, pero mientras va camino de llevarle el artefacto al rey, la chica se encuentra con unos jóvenes elfos libres, con los que congenia rápidamente, cambiando su misión de  entregar el puñal mágica a usarlo para matar al rey y liberar a los elfos de los pantanos.

La historia que nos presenta la novela es típica, una elegida destinada a matar al malvado rey, ciertamente la historia adolece de prácticamente todos los clichés que se le achacan al genero de la fantasía, y aunque posee giros y reflexiones que pueden ser interesantes su mala ejecución hace que termine resultando totalmente banales. 

El dividir la historia en dos partes nos permite disfrutar de la ambientación que se detalla, de la calurosa Kaldera, a los reinos humanos o élficos, a la paz de los bosques oscuros, sin embargo se nos presentan como reinos totalmente estándar con apenas un par de detalles que nos permiten diferenciarlos de las culturas de otras obras de este estilo.

Los personajes son de igual manera bastante estereotipados, tanto que resultan no solo pesados de leer sino que los peores de ellos pueden resultar completamente insufribles; tenemos a la tímida y maltratada chica que es alguien muy especial, a los divertidos gemelos, el serio guardaespaldas, el decidido y alegre príncipe elfo, el misterioso y oscuro ladrón que solo muestra sus sentimientos ante la chica...

El villano tampoco merece mención alguna pues su plan tan solo es dominar el mundo, sin apenas motivación aparente, además de una totalmente desmedida ambición.

El estilo no es nada fluido, sino que resulta extremadamente pesado, lleno de saltos temporales en un intento de dar algo de vida a las culturas que pueblan el mundo, repleto de descripciones que interrumpen completamente el curso de la acción, haciendo difícil en varios puntos continuar con la lectura.

En conclusión nos encontramos ante una obra totalmente prescindible, para nada recomendable,  sin ningún mensaje propio aparte de los más evidentes como "matar y torturar está mal" o "el genocidio es malo". 

Totalmente aburrido y estereotipado en todos sus aspectos, además de una prosa llena de extensas descripciones, este libro no tiene prácticamente nada que ofrecer al lector, es una obra que en la que no merece gastar nuestro tiempo.

Reseña realizada por: Eusebio

domingo, 22 de mayo de 2016

Reseña: El Último Crimen de Pompeya de Emilio Calderón



Nos encontramos ante un libro cuya clasificación resulta cuanto menos difícil, ya que es un historia ficticia que posee elementos tanto de novela histórica como detectivesca, tanto en la historia del presente como la del pasado.

Ficha
Titulo: El Último Crimen de Pompeya
Autor: Emilio Calderón
Editorial: Edelvives
Fecha de Lanzamiento: 2004
Idioma: Castellano
Nº de páginas: 168 págs.
Precio: 9,90

La trama de El Ultimo Crimen de Pompeya nos pone en la piel de Chema, un joven estudiante de arqueología de Málaga que está haciendo prácticas en Pompeya, creando esos calcos de piedra que, Vesubio aparte, han hecho tan famosa a la metrópolis.

En el transcurso de sus prácticas se le plantean varios problemas, el primero es que su casera le amenaza con el desahucio ya que piensa que su trabajo perturba a los muertos y por lo tanto está maldito, además de adentrarse sin darse cuenta en una operación de la mafia destinada a robar un lote de antiguas monedas que él mismo había descubierto junto a lo que parece ser la escena del último crimen de Pompeya.

En un intento de librarse de todos su problemas a la vez, Chema se sumerge en una investigación a través de la historia para descubrir la gran verdad que se esconde detrás de lo que aparentemente es un asesinato entre el caos de las destrucción de la ciudad.

Con la ayuda de Popa que trabaja de becaria en la biblioteca Chema consigue resolver el enrevesado crimen, que la policía detenga la operación de la mafia y evitar ser desahuciado, al menos hasta acabar sus prácticas.

Como he dicho antes es difícil clasificar esta novela dentro de un  genero en concreto, ya que nos encontramos ante una obra que aúna los elementos de la novela histórica, con toques de novela negra o detectivesca, además de cierta parte de romance.

Los personajes que encontramos en esta obra son al mismo tiempo relativamente simples, en parte debido a la poca extensión del libro, pero al mismo tiempo humanos y creíbles. Tenemos a Chema, un enamoradizo malagueño agobiado por sus problemas, aunque al mismo tiempo alegre, decidido e inteligente; También tenemos a Popa que a pesar de ser un poco estereotipada como una italiana que conduce excesivamente rápido y bastante confiada también resulta un personaje bastante creíble.

En cuanto a los secundarios debido a su pesadez y excesiva simpleza pueden llegar a ser bastante insufribles y aburridos, con muy pocos de ellos salvables.

El ritmo de la novela es más bien ligero, ya que está escrita pensando en un público más juvenil o incluso infantil, cosa notada en su fuerte carácter didáctico, ya que además de mostrar a los lectores una historia entretenida el libro también trata de educar tanto en la cultura como en la historia de Pompeya y por extensión del imperio romano.

Aunque la alternación de capítulos donde ocurre la trama del presente y capítulos donde se investiga la historia del pasado puede mantener el interés del lector, también interrumpe el ritmo, además debido a que la trama en el presente es bastante menos interesante, salvo un par de puntos, que la resolución del último crimen de Pompeya, pude resultar bastante aburrido y dificultar la continuación del libro.

En conclusión se trata de un libro ligero y entretenido capaz de gustar tanto a los más jóvenes como también a los adultos.

Posee una clara intención didáctica, la cual cumple a la perfección ya que muestra la historia del Pompeya y el imperio romano de una forma interesante y entretenida, de forma lo suficientemente extensa para interesar pero de manera lo bastante abreviada para no aburrir.

Además de esto también tenemos una historia lo suficientemente original, con personajes simples pero a la vez creíbles con quien cualquier lector puede identificarse, para mantener interesados a lectores de cualquier edad.
 Reseña realizada por: Eusebio

domingo, 15 de mayo de 2016

Reseña: El Ladrón de las Sombras de Alexey Pehov


Es innegable que El Señor de los Anillos marcó fuertemente no solo la fantasía de la época sino también la actual, teniendo desde ya hace mucho obras que de una forma u otra intentan imitar el estilo de Tolkien, creando una sucesión de obras faltas de originalidad que hasta hace algún tiempo llevaban abundando en la fantasía, ocasionando un estancamiento en el género.

Desgraciadamente El Ladrón de las Sombras es uno de esos libros que siguen la estela de la fantasía tolkiniana, cogiendo además elementos de otros libros como podrían ser además la trilogía del Vatídico de Robin Hobb, haciendo que a pesar de los puntos fuertes de la obra esta no pase de mediocre en el mejor de los casos. 


Ficha
Titulo: El Ladrón de las Sombras
Autores: Alexey Pehov
Editorial: Minotauro
Fecha de Lanzamiento: 2011
Idioma: Castellano
Nº de páginas: 400 págs.
Precio: 8,95

El Ladrón de las Sombras nos sitúa en Siala, un mundo de fantasía no demasiado original, donde el sin nombre empieza a despertar y sus ejércitos orcos a agitarse.

Para evitar el resurgimiento del Sin Nombre y su magia chamánica, la orden de los hechiceros deben recargar el cuerno del arco iris, un  antiguo artefacto ogro.

Pero debido a un incidente mágico que creó el Territorio Prohibido hace 300 años, el cuerno fue ocultado en los Palacios de Hueso, antiguas catacumbas donde ogros, orcos y elfos ha depositado a sus caídos durante milenios, lleno de trampas y peligros para disuadir a los saqueadores.

Por lo tanto para evitar la guerra y salvar a su pueblo el rey de Avendoom hace un contrato vinculante con Harold el Sombra, maestro de ladrones, este deberá recuperar el cuerno de las catacumbas junto a una comitiva de elfos y corazones salvajes, los más aguerridos guerreros que pueblan Siala.

Pero antes de partir Harold deberá adentrarse en el Territorio Prohibido y buscar documentación para evitar que su misión acabe convirtiéndose en un suicidio, además deberá lidiar con dorissanos que creen que tiene su reliquia, un demonio que no quiere ser desterrado a la oscuridad como los demás y con el gremio de ladrones que hartos de que Harold actuara por su cuenta, deciden que o pertenece al gremio o al los muertos.

Los personajes tampoco destacan por su originalidad o por su complejidad, pues aparte de Harold y
salvo un par de excepciones los personajes son planos, muy típicos de las novelas de fantasía que llegaron siguiendo la estela de Tolkien, y también bastante aburridos.

Tenemos el rey duro que se desvive por su pueblo, tenemos a la orden de hechiceros con su archimago gruñón que rechaza los métodos del ladrón, tenemos la sabia princesa elfa, el villano que quiere destruir el mundo, el país en este caso, los dedicados pero juerguistas guerreros, incluso el bufón que sabe de profecías. Cualquiera al que le gusten las novelas de fantasía épica le sonarán, si no todos, al menos algunos de estos personajes tan típicos.

Por otro lado tenemos a Harold, un ladrón que debido a las circunstancias se ve atrapado en la corriente de los acontecimientos y que no se siente un héroe en absoluto, tampoco posee gran evolución ni es especialmente memorable pero al menos puede ser un personaje entretenido y su casi absoluto desconocimiento de casi todo, junto con su tendencia a hablar consigo mismo de lo que sabe, lo hacen una excusa perfecta para informar al lector y que este se proyecte en él.

Además tenemos a Valder, que a pesar de aparecer en apenas unos capítulos, es otro de los personajes dignos de mención del libro. Es el espíritu de un archimago que quedó vagando hace 300 años y ahora comparte mente con Harold, ayudándole en más de una ocasión, aunque hace, a todas luces el papel del sabio maestro, sus conversaciones junto a su personalidad más tímida y retraída de los que estamos acostumbrados para este tipo de personajes, hace sus conversaciones con Harold muy disfrutables.

Los villanos son incluso más planos que los protagonistas, teniendo al Sin Nombre, que básicamente quiere conquistar Avendoom como venganza por matarle, a los demonios que solo se guían por su estomago o su ansia de poder, o a los ladrones que solo quieren dinero, el único que se podría salvar sería el misterioso Amo, aunque desafortunadamente en el libro no se nos presenta lo suficiente del personaje, ya que en todo momento aparece rodeado en un halo de misterio y desinformación que engancharán al lector.

La trama es típica, cualquiera que haya leído un par de libros de fantasía o incluso jugado a algún RPG le sonará, incluso Harold tiene una especie de misión secundaria para encontrar documentos en el Territorio Prohibido. Quizás la parte más interesante sea como el autor nos va mostrando poco a poco como es la mano del Amo, y no la del Sin Nombre, la que mueve los hilos de la historia, apartándose ligeramente del camino de la fantasía tolkiniana para mostrarnos no un villano principal sino otro mayor que se oculta en las sombras, aunque, como he dicho antes esto tiene cierta semejanza a muchos videojuegos.

La ambientación, aunque no es excesivamente original, sí que tiene ciertos toques sutiles que la separa de los cientos de clones del señor de los anillos que rondan por las librerías, como podrían ser los elfos que no poseen esa mágica belleza por la que todos los conocemos, sino que son parientes de los orcos, además tenemos dos sistemas de magia distintos, que si bien ninguno de los dos aporta demasiado, sí que le dan toques diferenciadores a la obra.

El ritmo del libro es sin duda una de las grandes dificultades a la hora de leerlo, ya que el autor se empeña en describirnos y contarnos detalladamente la historia de cada lugar por el que los protagonistas pasan, sufriendo el lector una oleada tras otra de información que si bien aporta algo a la trama, a la larga resulta no solo agobiante sino molesto.

Aparte de eso el libro no es fluido, sino que parece ir a trompicones interrumpiendo la acción de un momento a otro, dificultándole al lector el sumergirse en la lectura, cosa aun más acentuada por la pésima edición de Minotauro, pues no solo se pueden encontrar faltas de ortografía, sino frases mal traducidas, signos de puntuación mal colocados...

En conclusión, El Ladrón de las Sombras en un libro pasable, una de esas obras que intentó emular a Tolkien añadiéndole algunos elementos propios y que desgraciadamente no funciona, es típico y predecible, con unos personajes que si bien no son malos sí que son muy planos y estereotipados, y una ambientación que a pesar de los esfuerzos no consigue diferenciarse salvo en un par de detalles.

Es una obra que si bien cuenta una historia más o menos entretenida no consigue transmitir prácticamente nada, quedando un libro que es fácilmente olvidable y en el que no merece demasiado gastar nuestro tiempo.

viernes, 6 de mayo de 2016

Reseña: Antología del relato policial




 Titulo: Antología del relato policial

Autores: Selección de J. Santamaría y P. Alonso

Editorial: Vicens Vives

Primera edición: 1991 

Edición leída: 2007 (cuarta edición)

Idioma: Castellano

Nº de páginas: 336 págs.

Precio: 15,10

La intriga, el crimen y la sospecha son elementos esenciales del relato policial, generalmente protagonizados por un policía o detective que intenta resolver un crimen, generalmente un asesinato, que a todas luces puede parecer imposible.

Este libro, de la editorial Vicen Vives,  consiste en una recopilación de nueve de estos relatos, escritos por distintos autores de finales del siglo 19 y principios del 20:

La banda moteada - Arthur Conan Doyle: Empezamos con un caso de Sherlock Holmes, donde intenta proteger a una muchacha de su padrastro, al mismo tiempo que resolver la muerte de su hermana.

El azar vengador - Anthony Berkeley Cox: Un envenenamiento en apariencia accidental, esconde un retorcido y excepcionalmente bien planeado crimen que el detective Roger Sheringham deberá resolver.  

La aventura de la acróbata ahorcada - Ellery Queen:  Una acróbata ahorcada en un circo, donde todos esconden algún secreto, una historia llena de giros donde las cosas no son lo que parecen.

Sólo pueden ahorcarle una vez - Dashiell Hammett: Una trama de herencia, con un anciano moribundo y unos herederos ansiosos, en apariencia una historia típica que sin duda sorprenderá.

Hombre muerto - James M. Cain: Un asesinato accidental y un asesino victima de las circunstancias son los protagonistas de esta historia.

Si muriera antes de despertar - William Irish: Un niño es testigo de la desaparición de su amiga y cuando años después la historia vuelve a repetirse, debe hacer lo que esté en su mano para evitarlo.

Perro dormido - Ross MacDonald: Dos asesinatos, uno penado y otro no, una historia de amores y de un pasado lleno de mentiras.

Un suicidio curioso - Patricia Highsmith: Amores perdidos tiempo atrás dan lugar al asesinato alrededor del cual gira este relato.

No mires atrás - Fredric Brown: Una historia en la que el protagonista no es más que un títere en una situación en la no sale para nada bien parado.
Los relatos nos muestran interesantes casos, a cada cual más enrevesados e intrincados, lleno de personajes que, si bien son más o menos típicos, son tremendamente disfrutables.

Sin embargo si  alguna pega hay que ponerles es el estilo que al ser de finales del siglo 19-principios del 20 puede llegar a resultar pesado y difícil de seguir para el lector actual.

Las anotaciones y constantes aclaraciones tampoco ayudan a remendar esto, ya que aunque para los más jóvenes podrían ser necesarias, rompen la concentración del lector. 

Además de los relatos, el libro contiene pequeñas biografías de los autores antes de cada historia.
También encontramos una introducción sobre la historia del género de la novela negra además de actividades.

En conclusión, Antología del relato policial no solo es una forma estupenda de introducir a los más jóvenes a la novela negra, a lo que está orientado el libro, sino que además es una lectura entretenida para cualquier persona aficionada al misterio y a las novelas detectivescas.

Reseña realizada por: Eusebio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...