sábado, 8 de octubre de 2016

Reseña: 'Delbaeth Rising: Camino de Odio' de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya

SINOPSIS: Una vieja fe resurge y no admite competencia. Verdaderas fortunas y un poder como nunca antes ha conocido el Reino se están amasando bajo la bandera de Aron, dios de los khalusitas. Su líder, Gumbald el Rubio, ha conseguido ascender de simple mercenario a hombre de confianza del rey.
Pero otro ascenso se está llevando a cabo desde los pozos de lucha. Elfo, loco, gladiador, héroe: Delbaeth el Cortador, última esperanza del consejero real para salvar el trono. Acompañado del mediano Ratón, Delbaeth desatará una tormenta de acero y sangre sobre las hordas de sacerdotes racistas que están persiguiendo a las criaturas no humanas.
Conoce a un héroe diferente y sumérgete en una Fantasía cruda y adulta. Aquí encontrarás hechizos, paisajes increíbles, conspiraciones, pero sobre todo combates. Muchos, muchos combates. Contempla, lector ávido de aventuras, el ascenso del Cortador.

RESEÑA: La historia comienza en las arenas de Velarburgo
donde nuestro protagonista, un elfo llamado Delbaeth, lleva como esclavo gladiador más de 100 años. Tras ser liberado por el mago Laurentius, Delbaeth tendrá la misión, junto al mediano Ratón, de impedir que el grupo de mercenarios llamado Las Hojas Huérfanas se hagan con una poderosa arma que pondría en peligro al reino.
Pero los pueblos no son lugares seguros para las criaturas no humanas (o seres feéricos), pues en ellos residen los sacerdotes del dios Aron, un grupo religioso que promueve el racismo contra todo ser no humano y siendo sus acciones contra ellos extremas. Esto dará pie a numerosos combates a lo largo y ancho del camino de nuestros protagonistas, siendo estos uno de los principales platos del menú que es esta obra.

Delbaeth Rising surgió como una idea nacida de una partida de rol de varios años entre sus autores, Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya, y que se convirtió en un proyecto de micromecenazgo en Verkami.
A primera vista llama la atención la impresionante portada realizada por Darya Kuztenosava, pero es entre sus páginas donde nos veremos atrapados irremediablemente por constantes y brutales combates, así como por el dúo protagonista que nos mantendrá lejos de la indiferencia y el aburrimiento.   

La novela pertenece al subgénero grimdark. Grim significa siniestro, macabro; dark, oscuro.  En el grimdark los autores llevan las cosas al extremo, a las situaciones más retorcidas y realistas, pero aplicadas generalmente a géneros como la fantasía o la ciencia-ficción. En estas obras es común encontrarse con elementos tales como un entorno en continuas guerras y conflictos, una sociedad racista y con poca tolerancia, y situaciones que acaban con desmembramientos y gore; entre otros.   
Pues bien, Delbaeth Rising no se queda corto, encontrando en él numerosos ingredientes del subgénero.   
Pero empecemos a desglosar un poco.

Los personajes son entretenidos. Por un lado tenemos a Delbaeth y Ratón, quienes forman un dúo totalmente opuesto —el primero es un charlatán que disfruta con la violencia desenfrenada, mientras que el segundo es callado y calculador (sobre todo con la bebida)—, pero en el que iremos viendo cómo surge un sentimiento de camaradería. El vocabulario y las expresiones de Delbaeth llaman mucho la atención pues no estamos acostumbrados a leer de boca de un elfo expresiones como "no me ralles", "no me des la chapa" o "os voy a dar matarile", pero que hacen de él un personaje singular y original.
Por otro lado están los personajes secundarios, que tampoco pasan desapercibidos, como el mago Laurentius de Volge, un mago “fallido”, o los miembros de Las Hojas Huérfanas. De estos últimos hay que destacar a Decoyen, un cambiante que hace de espía del grupo y que nos hará sonreír en las situaciones en las que se verá envuelto en su persecución a nuestro dúo; y a su líder, que se hace llamar Gumbald el Rubio, un personaje frío y misterioso.
Pero aun así a lo largo de la obra los personajes dan la sensación de superficialidad, prácticamente no parece que se desarrollen, salvo algunos cambios leves que se pueden notar hacia el final y que los salvan de ser totalmente planos.

En cuanto a la trama destacan las situaciones a las que tienen que hacer frente Delbaeth y Ratón y que siempre derivan en peleas viscerales y crudas, convirtiéndose en las constantes de la obra y que sus autores consiguen plasmar de manera plausible.
Su objetivo, el de llegar a cierta ciudad para hacer cierto cometido, no deja de estar dentro de los típicos argumentos del género fantástico, pero no por ello es malo.

Respecto a otros detalles como son la magia y el trasfondo del mundo en el que todo transcurre… El primero no recibe ningún tipo de explicación ni de funcionamiento, no sabemos cómo funciona la magia solo que el hechicero pronuncia unas palabras y esta surge, pudiendo lanzar incluso rayos capaces de carbonizar sin coste aparente. Esto lleva a preguntarse si en ciertos enfrentamientos nuestro protagonista sale victorioso por suerte o por incompetencia del adversario.
Referente al trasfondo nos dan muy poco detalles, solo los lugares que visita nuestro dúo y referencias a varias guerras acontecidas. Quizá esto no sea de gran importancia pero no deja de ser un mundo inventado, por lo que la carencia de estos detalles le resta profundidad y da la sensación de que está limitado a un par de ciudades y caminos.

Estamos ante un buen libro, capaz de leerse en un par de sentadas, y que dejará con ganas de más elfo. Delbaeth Rising sabe destacar y mostrar su originalidad, incluso dentro del grimdark, con unos personajes que se salen de los estereotipos marcados por la fantasía clásica, haciéndonos sonreír con sus diálogos, e impresionarnos con sus cruentos combates. La novela se ve a su término como una introducción de las siguientes aventuras que le seguirán a ésta, por lo que los puntos negativos pueden pasarse un poco por alto —aunque siguen ahí—.
Como muy bien nos repite Delbaeth: "os ofreceré un espectáculo... que nunca olvidareis". Y cumple.


FICHA
Título: Delbaeth Rising. Camino de Odio
Autores: Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya
Editorial: RONIN Literario
Páginas: 361
Precio: 19,90 €
Reseña realizada por: Antonio Joaquín 

3 comentarios:

  1. ¡Gracias por la reseña!

    Planteamos Delbaeth Rising: Camino de Odio como una novela más cercana a la Espada y Brujería que desde luego a la Alta Fantasía. Como tal, comparte los rasgos del género por lo que respecta a la magia y al trasfondo. Ambas se sacrifican en favor de la acción y la percepción de mundo del personaje.

    La historia evoluciona y se vuelve más pausada en la siguiente novela, en la que podremos conocer a un abanico mayor de personajes, y en la que nos detendremos en varios aspectos de Terrana na dudilg; el Reino.

    Un abrazo, Antonio Joaquín, y muchas gracias por participar en el LC de la novela ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece un enfoque diferente y más centrado en esos aspectos que comentas, dado que hace que la novela destaque y sobresalga en dichos temas a las que se aferran al camino ya trazado por la Alta Fantasía.
      ¡Con ganas de saber de las siguientes andanzas del elfo!
      Un abrazo, y... ¡escritor, escribe! ;)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por la reseña Antonio Joaquin!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...