sábado, 8 de octubre de 2016

Reseña: 'Delbaeth Rising: Camino de Odio' de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya

SINOPSIS: Una vieja fe resurge y no admite competencia. Verdaderas fortunas y un poder como nunca antes ha conocido el Reino se están amasando bajo la bandera de Aron, dios de los khalusitas. Su líder, Gumbald el Rubio, ha conseguido ascender de simple mercenario a hombre de confianza del rey.
Pero otro ascenso se está llevando a cabo desde los pozos de lucha. Elfo, loco, gladiador, héroe: Delbaeth el Cortador, última esperanza del consejero real para salvar el trono. Acompañado del mediano Ratón, Delbaeth desatará una tormenta de acero y sangre sobre las hordas de sacerdotes racistas que están persiguiendo a las criaturas no humanas.
Conoce a un héroe diferente y sumérgete en una Fantasía cruda y adulta. Aquí encontrarás hechizos, paisajes increíbles, conspiraciones, pero sobre todo combates. Muchos, muchos combates. Contempla, lector ávido de aventuras, el ascenso del Cortador.

RESEÑA: La historia comienza en las arenas de Velarburgo
donde nuestro protagonista, un elfo llamado Delbaeth, lleva como esclavo gladiador más de 100 años. Tras ser liberado por el mago Laurentius, Delbaeth tendrá la misión, junto al mediano Ratón, de impedir que el grupo de mercenarios llamado Las Hojas Huérfanas se hagan con una poderosa arma que pondría en peligro al reino.
Pero los pueblos no son lugares seguros para las criaturas no humanas (o seres feéricos), pues en ellos residen los sacerdotes del dios Aron, un grupo religioso que promueve el racismo contra todo ser no humano y siendo sus acciones contra ellos extremas. Esto dará pie a numerosos combates a lo largo y ancho del camino de nuestros protagonistas, siendo estos uno de los principales platos del menú que es esta obra.

Delbaeth Rising surgió como una idea nacida de una partida de rol de varios años entre sus autores, Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya, y que se convirtió en un proyecto de micromecenazgo en Verkami.
A primera vista llama la atención la impresionante portada realizada por Darya Kuztenosava, pero es entre sus páginas donde nos veremos atrapados irremediablemente por constantes y brutales combates, así como por el dúo protagonista que nos mantendrá lejos de la indiferencia y el aburrimiento.   

La novela pertenece al subgénero grimdark. Grim significa siniestro, macabro; dark, oscuro.  En el grimdark los autores llevan las cosas al extremo, a las situaciones más retorcidas y realistas, pero aplicadas generalmente a géneros como la fantasía o la ciencia-ficción. En estas obras es común encontrarse con elementos tales como un entorno en continuas guerras y conflictos, una sociedad racista y con poca tolerancia, y situaciones que acaban con desmembramientos y gore; entre otros.   
Pues bien, Delbaeth Rising no se queda corto, encontrando en él numerosos ingredientes del subgénero.   
Pero empecemos a desglosar un poco.

Los personajes son entretenidos. Por un lado tenemos a Delbaeth y Ratón, quienes forman un dúo totalmente opuesto —el primero es un charlatán que disfruta con la violencia desenfrenada, mientras que el segundo es callado y calculador (sobre todo con la bebida)—, pero en el que iremos viendo cómo surge un sentimiento de camaradería. El vocabulario y las expresiones de Delbaeth llaman mucho la atención pues no estamos acostumbrados a leer de boca de un elfo expresiones como "no me ralles", "no me des la chapa" o "os voy a dar matarile", pero que hacen de él un personaje singular y original.
Por otro lado están los personajes secundarios, que tampoco pasan desapercibidos, como el mago Laurentius de Volge, un mago “fallido”, o los miembros de Las Hojas Huérfanas. De estos últimos hay que destacar a Decoyen, un cambiante que hace de espía del grupo y que nos hará sonreír en las situaciones en las que se verá envuelto en su persecución a nuestro dúo; y a su líder, que se hace llamar Gumbald el Rubio, un personaje frío y misterioso.
Pero aun así a lo largo de la obra los personajes dan la sensación de superficialidad, prácticamente no parece que se desarrollen, salvo algunos cambios leves que se pueden notar hacia el final y que los salvan de ser totalmente planos.

En cuanto a la trama destacan las situaciones a las que tienen que hacer frente Delbaeth y Ratón y que siempre derivan en peleas viscerales y crudas, convirtiéndose en las constantes de la obra y que sus autores consiguen plasmar de manera plausible.
Su objetivo, el de llegar a cierta ciudad para hacer cierto cometido, no deja de estar dentro de los típicos argumentos del género fantástico, pero no por ello es malo.

Respecto a otros detalles como son la magia y el trasfondo del mundo en el que todo transcurre… El primero no recibe ningún tipo de explicación ni de funcionamiento, no sabemos cómo funciona la magia solo que el hechicero pronuncia unas palabras y esta surge, pudiendo lanzar incluso rayos capaces de carbonizar sin coste aparente. Esto lleva a preguntarse si en ciertos enfrentamientos nuestro protagonista sale victorioso por suerte o por incompetencia del adversario.
Referente al trasfondo nos dan muy poco detalles, solo los lugares que visita nuestro dúo y referencias a varias guerras acontecidas. Quizá esto no sea de gran importancia pero no deja de ser un mundo inventado, por lo que la carencia de estos detalles le resta profundidad y da la sensación de que está limitado a un par de ciudades y caminos.

Estamos ante un buen libro, capaz de leerse en un par de sentadas, y que dejará con ganas de más elfo. Delbaeth Rising sabe destacar y mostrar su originalidad, incluso dentro del grimdark, con unos personajes que se salen de los estereotipos marcados por la fantasía clásica, haciéndonos sonreír con sus diálogos, e impresionarnos con sus cruentos combates. La novela se ve a su término como una introducción de las siguientes aventuras que le seguirán a ésta, por lo que los puntos negativos pueden pasarse un poco por alto —aunque siguen ahí—.
Como muy bien nos repite Delbaeth: "os ofreceré un espectáculo... que nunca olvidareis". Y cumple.


FICHA
Título: Delbaeth Rising. Camino de Odio
Autores: Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya
Editorial: RONIN Literario
Páginas: 361
Precio: 19,90 €
Reseña realizada por: Antonio Joaquín 

Reseña: Delbaeth Rising: Camino de Odio de Víctor Blanco y Gonzalo Zalaya



Durante los últimos años cada vez es más difícil encontrar novelas llenas de las razas mágicas que tan comunes fueron en el siglo pasado, tales como elfos, enanos o dragones.

Junto con algunos elementos más que son característicos de la fantasía clásica, como podrían ser el misticismo o los dioses , las razas mágicas son retomadas en Delbaeth Rising: Camino de odio, dándonos una obra que mezcla lo viejo y lo nuevo.

Ficha

Titulo: Delbaeth Rising: Camino de odio

Autores: Víctor Blanco y Gonzalo  Zalaya

Editorial: Ronin Literario

Fecha de Lanzamiento: 2016

Idioma: Castellano

Nº de páginas: 361 págs.

Precio: 19,90

La historia nos presenta a Delbaeth, cien años campeón invicto de los cosos de Velarburgo, sin embargo durante el último combate, Delbaeth junto a su compañero Caernavon son derrotados quedando Delbaeth moribundo, siendo tan solo salvado por la intervención del mago Laurentius, quien paga la libertad del elfo gladiador y lo lleva a su hogar.

Tras recuperarse en su hogar Laurentius le habla a Delbaeth de las Hojas Huérfanas, un grupo de mercenarios que, tras ganarse la confianza del rey, intentan hacerse con una novedosa arma creada por gnomos a sus espaldas.

A petición de Laurentius, quien se gana la confianza del elfo, Delbaeth se pone en camino para evitar que ese arma caiga en malas manos junto con Ratón, un mediano gruñón y malhumorado, más cercano a los libros que a las personas.

Tras diversas aventuras entre las que se encuentran verse enfrentados a una turba de fanáticos religiosos anoristas, una religión que trata a todas las razas no humanas como demonios, un bosque de las maravillas, y los espías que las Hojas Huérfanas envían para detenerlos. Delbaeth y Ratón llegan a su destino con la intención de hacerse con los planos y evitar una catástrofe.

Los personajes que podemos encontrar en esta novela son algo atípicos, empezando por su protagonista, Delbaeth, alejándose mucho de los estereotipos de esta raza que podemos observas en múltiples libros de fantasía, el elfo protagonista de esta novela no tiene nada de místico ni sabio, el cortador de Velarburgo es un personaje de gran habilidad con la espada tras cien años de lucha en los cosos, pero sin refinamiento alguno, desconfiado, brusco, impaciente e impetuoso, sin educación ninguna..., la diferencia entre Delbaeth y la imagen que tenemos los lectores de los elfos es tan distinta que choca mucho al principio y, al mismo tiempo es uno de los alicientes para leer este libro.

De igual manera otros personajes como Ratón o Laurentius o incluso el rey se alejan de lo acostumbrado en otras obras, pues tenemos un mago extremadamente débil, pero amable y capaz de sacar lo mejor de otros personajes, un mediano erudito y gruñón en lugar de simpatico e inocente, y asi con muchos otros personajes.

Al otro lado del espectro tenemos las Hojas Huérfanas que siendo los antagonistas de esta novela son mucho más complejos de lo esperado en estos casos, y aunque sus intenciones siguen siendo un misterio podemos ver atisbos de su pasado, sus relaciones y sus personalidades, todas lo bastantes profundas y complejas para instar al lector a querer saber más.

En cuanto al mundo y la ambientación no es posible decir mucho, ya que se nos muestra mayormente a través de los ojos de Delbaeth quien ignora prácticamente todo lo que no sea cortar en pedazos a sus oponentes, debido a esto solo vemos pequeños fragmentos de cosas como la historia, la geografía o incluso la magia del mundo solo se nos muestran muy superficialmente.

Aunque lo que sí podemos ver es que nos encontramos en un mundo de fantasía mas o menos típico, donde la raza humana es la dominante, existiendo también otras razas feéricas, tales como los elfos, medianos y enanos.

La estructura de la novela, al menos una vez empezado el viaje de Delbaeth y Ratón es sencilla, contando primero las pericias de los protagonistas en algún lugar, para luego darnos el punto de  vista de Decoyen, el espía de las Hojas Huéfanas, creando así un contraste entre lo que de verdad sucede y como se altera las historias mientras son investigadas.

En conclusión Delbaeth Rising: Camino de odio es una novela realmente divertida y entretenida y que ofrece un historia interesante que se aleja de los tópicos de la fantasía clásica, pero al mismo tiempo ofrece un mundo familiar.
Reseña realizada por: Eusebio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...